Actualidad Río Negro | fósil | Patagonia

Descubrieron en Río Negro el fósil de un lagarto de 70 millones de años

Se trata del Alamitosphenos mineri, una especie de reptil con una mandíbula fuerte, de mentón prominente y dientes bajos y anchos, hallado en Río Negro.

El hallazgo, ocurrido en la Provincia de Río Negro, estuvo en manos del técnico paleontológico Santiago Miner, que encontró un fragmento de mandíbula con dientes que resultó pertenecer a esta nueva especie de esfenodonte. Se trata de el Alamitosphenos, una especie de réptil de 70 millones de años.

El Alamitosphenos fue encontrado en capas de 70 millones de años, junto a una gran cantidad de huesos pequeños de ranas, serpientes, aves y mamíferos, así como restos de grandes dinosaurios. Todos ellos fueron depositados cuando un antiguo mar desde el Atlántico invadió el norte de la Patagonia. Este brazo de mar, conocido como “Mar de Kawas” era de aspecto más bien tropical, con una enorme cantidad de reptiles marinos, corales y moluscos, poblando sus costas.

1717759410_9e19da8a87d03e650def.jpeg
El fósil hallado en Río Negro es el de un lagarto de 70 millones de años

El fósil hallado en Río Negro es el de un lagarto de 70 millones de años

Sobre el fósil de un lagarto descubierto en Río Negro

El Alamitosphenos compartía el ambiente junto a variados esfenodontes de diferentes hábitos: algunos eran insectívoros y se asemejaban a los esfenodontes vivientes, otros eran de gran tamaño, posiblemente acuáticos, mientras que otros parecían ser predadores de pequeños animales. A esta gran diversidad de esfenodontes se agrega el Alamitosphenos, cuyo aspecto hace pensar que se trataba de una especie que machacaba vegetales y semillas.

FV 790 VERMONT

A su vez, en el mismo período de tiempo que se encontró esta especie, fue hallada en Santa Cruz una nueva especie de esfenodonte que los investigadores nombraron como Notosphenos finisterre. Esta especie era de tamaño muy pequeño (no habría superado los 30 centímetros de longitud) y a juzgar por la forma de sus dientes se alimentaba de insectos.

En este sentido, este descubrimiento junto al de mamíferos primitivos como el ornitorrinco Patagorhynchus pascuali, muestran que las faunas de Patagonia y Oceanía eran más semejantes que lo pensado. Vale la pena resaltar que hace unos 70 millones de años, Patagonia y Oceanía estaban conectadas a través de la Antártida, formando un continente común.

1717759484_92ec40ba7951e9b0193c.jpg

Cabe destacar que la investigación estuvo a cargo de un equipo de científicos del CONICET, el Museo Argentino de Ciencias Naturales, el Museo Nacional de Naturaleza y Ciencia de Tokyo y la Fundación de Historia Natural “Félix de Azara”. En tanto, las reconstrucciones de Notosphenos y Patagosphenos fueron realizadas por el artista Gabriel Lio.

Asimismo, la Secretaría de Cultura de Río, a través de la Subsecretaría de Patrimonio Cultural, se encarga del resguardo de los restos fósiles como los hallados en la Estancia Nueva Poupée, en cumplimiento de la Ley Provincial 3041 de preservación y protección del patrimonio paleontológico y arqueológico.