Actualidad

Qué tan provechoso puede ser emprender en el mundo de la mercería

La rentabilidad de un negocio de mercería dependerá siempre del volumen de ventas que tengas, ya que los productos suelen ser de precios bajos.

Si bien es cierto que responder esta incógnita no es tarea fácil ya que depende de muchos factores, la realidad indica que, si no tienes tanta competencia a tu alrededor y ofreces precios razonables, tus posibilidades de éxito aumentarán considerablemente.

A la hora de llevar a cabo un negocio, siempre debes tener tu proyecto claro y planeado puesto que, lo ideal, es comenzar una vez que esta planificación nos dé la seguridad necesaria para dar los primeros pasos sin temor al error. En este caso particular, nos referiremos a un negocio específico y muy redituable actualmente, conocido como mercería.

Rentabilidad

Lo lógico es que, al momento de pensar en emprender un negocio, quieras saber qué tipo de rentabilidad podrá ofrecerte para así saber si te conviene o no. En resumen, la rentabilidad de un negocio de mercería dependerá siempre del volumen de ventas que tengas, ya que los productos suelen ser de precios bajos.

Como es muy probable que el margen de ganancia por producto será bastante bajo, el beneficio del negocio variará en función de la cantidad de unidades que vendas de cada producto. Las ventas voluminosas te permitirán obtener un margen adecuado para que el negocio se sostenga, motivo por el cual es importante que apuntes a convertirte en un mayorista de mercería.

Aspectos a tener en cuenta

Cuando hablamos del negocio de mercería, nos referimos al mercado centrado en vender artículos relacionados a la costura, lencería y manualidades sobre tela (entre otros tejidos). En definitiva, estas son tiendas que se dedican a embellecer, adornar y corregir ropas de diversas maneras y mediante diferentes técnicas.

La importancia de tener uno o varios contactos

Tener contactos con expertos en un mayorista de mercería nos dará una enorme ventaja a la hora de diagramarlo todo, ya que estos nos podrán guiar para crear un negocio efectivo y eficiente. Y a su vez, este mismo contacto también nos servirá para que nos provean de materiales como artículos de costura, adornos textiles y estéticos, repuestos y mucho más.

De igual manera, es recomendable tener varios contactos para que puedas extraer lo mejor de cada experiencia y, además, comparar los precios que te ofrezcan con el fin de obtener la mejor calidad sin gastar de más.

image.png

Analizar el mercado

Todo negocio con intenciones de triunfar debe, antes de materializarse, pasar por un proceso básico de investigación de mercado. Ni siquiera es necesario que contrates a una empresa para que haga este trabajo ya que a continuación te daremos ideas para que hagas este importante paso vos mismo. Algo tan simple como contar cuántas mercerías hay en un radio de aproximadamente 5km a la redonda te permitirá detectar contra quiénes te disputarás la porción del mercado.

Otra excelente idea, aunque un tanto más rudimentaria, es armar una lista de productos básicos y recorrer los distintos lugares cercanos a tu localidad para analizar los precios. Es cierto que muy probablemente te lleve tiempo, pero también servirá a futuro para conseguir mejores proveedores y bajar levemente los precios para captar clientes de manera rápida y efectiva.

La clave está en los proveedores

Sin varios proveedores se te hará todo cuesta arriba, motivo por el cual tenés que encontrar una distribuidora de mercería que te ofrezca los mejores precios para que el margen de ganancias sea lo más elevado posible. Si no cumples con este ítem, no tendrás manera de competir de manera eficaz contra los otros negocios de mercería que seguramente ya tengan sus redes de contactos armadas.

Una vez que encuentres a la distribuidora de mercería indicada, trabaja para forjar una relación de confianza con una visión a largo plazo. Si todo va bien, con el paso del tiempo obtendrás mejores precios e importantes descuentos en compras voluminosas.

El marketing digital puede ser tu gran aliado

Las redes sociales son un lugar con miles de potenciales clientes y, por esta razón, tener un negocio físico y no darlo a conocer es un gravísimo error que las mercerías suelen cometer. Con Instagram y Facebook podrás aumentar tu presencia digital y generar una comunidad con los clientes, además de generar guías sobre cómo usar determinados productos.

Aprovecha para subir ofertas por tiempo limitado, descuentos al por mayor, fideliza a tus clientes con precios especiales y, una vez que tengas consolidadas las redes sociales, no resignes la presencia online.