Emprendedores | emprendimiento | Villa La Angostura | gastronomía

Emprendimiento: Hueni, dulces y mermeladas angosturenses

Sebastian Portanova es el creador de este emprendimiento que produce dulces y mermeladas artesanales elaboradas íntegramente en Villa La Angostura.

"Arrancamos elaborando en nuestra casa, cuando Bromatología aún lo permitía, allá por 2013, aunque enseguida eso se prohibió y pasamos a elaborar en la Sala Comunitaria de la Municipalidad. Allí estuvimos durante 2 años hasta que decidimos dar un salto y a través de un crédito del CFI pudimos alquilar un espacio propio y acondicionarlo para poder habilitarlo; al año siguiente ya logramos certificar Libre de Gluten el espacio de elaboración y todos nuestros productos, de la mano de la Lic. Marina Barroso quien hoy es nuestra Directora Tecnica", comienza relatando Sebastián sobre los inicios de Hueni.

A su vez, cuenta que este emprendimiento es producto de un trabajo en equipo, el cual está integrado por Alejandra Iparraguirre, Daniel Raimundo y su mamá, Graciela Fernandez.

FV 790 VERMONT
35d542e9-e80e-4dda-8b5c-5927245a0ac3.jpg
Itsmo Hueni: emprendimiento con sello de Villa La Angostura

Itsmo Hueni: emprendimiento con sello de Villa La Angostura

"Inicialmente nos llamábamos Huapi (como el lago), así estuvimos algunos años hasta que tuvimos que dejar de utilizarlo porque ya estaba patentado, ahí apareció nuestro primer gran “problema”: tener que cambiar la marca después de 4 años. Buscamos asesoramiento legal y decidimos patentar una marca nueva, buscamos un nombre parecido a Huapi (para minimizar el impacto visual en las etiquetas), ahí apareció Hueni", cuenta Sebastián y agrega que sumarle la palabra “Istmo” para asegurarse el patentamiento.

"De esa manera quedo Istmo Hueni, que traducida significa “Península de Amigos”, intentamos que la marca refleje a un producto amigable con la vida en general, que sea para compartir momentos en familia, entre amigos, que sea rico, que lo disfrutes, que sea saludable", expresa su creador.

A su vez, Sebastián cuenta que su marca personal en el producto se refleja en "el esfuerzo, la constancia, el respeto, la colaboración, la disciplina, y eso se traslada al resto del equipo, de esa manera logramos que cada producto sea el resultado de hacer las cosas de una manera determinada".

4cce707e-f77c-4485-ac6c-08306b7eb382.jpg

Proceso de elaboración

"El aprendizaje para la elaboración de mermeladas en sí misma nace como consecuencia de un proyecto anterior que inicié en Eco-Huertas Angostura, en 2010. Recién llegado a Villa La Angostura en aquel año decidí presentar un proyecto agroecológico a 5 años de frutas finas, eso motivó formarme y capacitarme para poder llevarlo adelante, a través de distintos cursos y talleres con el INTA y el Municipio", comienza relatando Sebastián, y agrega que, gracias a la cantidad de gente maravillosa que conoció en ese momento, le trajo como resultado mucha fruta fina a los dos años de iniciado, y fue así que decidió diversificar el negocio agregándole valor a esa actividad de producción primaria.

"Ahí nace la idea de elaborar mermeladas y empezar a abastecer el mercado local y proyectar hacer clientes fuera de Villa La Angostura a futuro y así para poder vivir 100% de mi emprendimiento. Como tampoco sabía elaborar mermeladas, comencé a capacitarme, leer libros y a cocinar las primeras mermeladas de prueba para que degusten familiares y amigos".

Además, Sebastián agrega que es necesario aplicar la creatividad diariamente: "Tanto para mí como para el resto del equipo, hoy hay que aplicar la creatividad no solo para desarrollar un nuevo producto, una imagen, un logo, una fórmula o una marca, resolver problemas simples a lo largo de la jornada laboral implica tomar decisiones sobre tareas rutinarias que se convierten en actos creativos”.

63ed3b7e-0ea4-422e-8e7a-889554296910.jpg

"Nos inspira es el resultado en nuestros consumidores, es muy gratificante recibir a diario las distintas sensaciones positivas de nuestros clientes, gente que consume desde hace 10 años nuestras mermeladas, gente que vuelve de paseo a Villa después de varios años y nos buscan nuevamente, gente que volvió a su provincia después de las vacaciones (Misiones, Chaco, Salta, BsAs, Córdoba, Tierra del Fuego, etc) y nos hacen pedidos para que les enviemos y seguir consumiendo durante el año, extranjeros que nos escriben desde otros países porque alguien se las llevo de regalo o porque las compraron en su paseo por la Patagonia".

Los procesos de elaboración siguen siendo artesanales como el primer día, ya que "la intervención humana en las actividades de producción son fundamentales, desde la selección de la fruta, la cocción, el envasado, el etiquetado, la limpieza, etc, cada paso del proceso es un acto único cada vez que se ejecuta". Las mermeladas están elaboradas solo con fruta fina agroecológica u orgánica certificada, tenemos una línea tradicional con azúcar, otra línea sin azúcar blanca (endulzada solo con jugo de uva), y otra fusionada con chocolate semiamargo y chocolate blanco. Todas son sin ningún agregado artificial, ni saborizantes, ni espesantes, ni conservantes.

Comercialización

Actualmente, Itsmo Hueni vende productos a todo el país y se ha consolidado en Villa La Angostura, llegando no solo al resto de la Patagonia como San Martín de los Andes, Bariloche y Las Grutas, sino además que se puede encontrar mermeladas y dulces en comercios y revendedores a lo largo de 15 provincias argentinas.

"Además participamos a lo largo del año en distintas ferias provinciales y nacionales representando a Villa la Angostura no solo como productores sino también como destino turístico", destaca Sebastián.

Instagram @istmo.hueni