Negocios

Así han cambiado los símbolos en los juegos de tragamonedas

Las primeras máquinas tragamonedas, también conocidas como slots, tienen su origen a mediados del siglo XIX. Están ya más de un siglo entre nosotros y la manera en que han llegado a nuestros días difiere ligeramente de cómo empezaron sus primeros pasos. Esto lo podemos observar, sobre todo, en los símbolos que van apareciendo en los diferentes carretes y cuya combinación es sinónimo de premio para el usuario. En este artículo, repasaremos cómo han ido cambiando.

Y es que, a partir de los años 90, y con la consolidación de internet, aparecieron las tragamonedas online, adaptando el juego tradicional a la multitud de opciones que los avances tecnológicos permiten en los dispositivos inteligentes. Con este salto a la red, se ha diversificado la oferta temática de los slots, tratando desde los clásicos de antaño hasta las referencias más actuales, y proponiendo a los usuarios características únicas y más opciones de juego.

Los símbolos más clásicos

En sus inicios, estas máquinas mecánicas presentaban símbolos propios de otro de los juegos de casino más populares del mundo: el póker. Concretamente, en los cinco carretes se podían ver diferentes imágenes propias de la baraja de este juego de cartas. Así pues, el premio iba directamente vinculado al valor de las combinaciones de estas. Cuanto mejor fuera la mano conseguida, mayor sería el premio a obtener.

Ya en 1891 empezaron a innovar en cuanto a símbolos y a sistemas mecánicos se refiere. Se pasó de cinco a tres carretes por máquina y la baraja de póker fue sustituida por símbolos vinculados a la buena suerte como la herradura, la campana o el trío formado por las picas, los corazones y los diamantes. De todas las combinaciones posibles, aquella que ofrecía un retorno mayor era la de tres campanas en línea; de ahí que uno de los slots más conocidos del momento fuera el Liberty Bell.

image.png

Entrando en el siglo XX, el sector se fue reinventando y, ante la creación de diferentes máquinas tragamonedas, unas se iban distinguiendo de otras mediante los símbolos. Una de las más originales, y que en consecuencia ha llegado a nuestros días con la digitalización, son las frutas, con cerezas, naranjas, sandías o manzanas como principales protagonistas. También trascendió la inscripción “BAR”, que hace referencia a un envoltorio de una goma de mascar.

La era moderna y sus símbolos

En 1964, en territorio americano empezaron a aparecer las primeras máquinas electromecánicas y, con ellas, llegaron nuevos símbolos. Aunque algunos de los anteriores perduraban y seguían de moda, se introdujeron elementos de distinción y fortuna como la corona, las estrellas, el número 7, los diamantes como piedras preciosas o los tréboles, que simboliza la buena suerte. Actualmente, algunas de estas figuras siguen estando relacionadas con grandes premios.

Desde la aparición de los videoslots y la migración de las tragamonedas al campo digital, podemos encontrar un sinfín de símbolos que se van adaptando de diferente manera a cada una de las temáticas que proponen las plataformas online. Por ejemplo, los símbolos de menor valor suelen ser clásicos de antaño como frutas o la combinación KQJ; mientras que aquellos de más valor responden a adaptaciones propias del tema en cuestión, ya sea este una referencia histórica, una producción cinematográfica o el homenaje a un grupo de música.

Por ejemplo, rara vez sucede que si la ambientación es egipcia, las figuras más premiadas no respondan a dioses o a referencias típicas de las pirámides; o que si se traslada al usuario a una jungla, no sean los animales y la vegetación aquellos símbolos que más se valoren por parte del juego. Así pues, aquello del pasado no ha caído en el olvido total, sino que todavía lo podemos encontrar en nuestra era, en la que los celulares tienen un peso crucial, con juegos de tragamonedas clásicos o readaptándose a las temáticas más recientes.