Actualidad San Martín de los Andes |

Vándalos arrasaron con la escuela N°352: “Parecía que había explotado una bomba”

Un nuevo establecimiento educativo de San Martín sufrió las consecuencias del vandalismo. En este caso se trata de la escuela N°352 que fue arrasada como nunca antes. Rompieron más de 100 vidrios, la puerta y dañaron valioso material didáctico. No es la primera vez que sufren este tipo de embates.

En diálogo con Diario 7 Lagos, Alicia Páez, Directora de la escuela N°352, cuenta que cuando llegaron al lugar se encontraron con un verdadero desastre. “Rompieron todo, hay 120 vidrios rotos. Toda la parte posterior de la escuela que da a un baldío es la afectada, ahí nadie ve nada. Activaron la manija antipánico y así abrieron la puerta desde adentro”.

Páez relata que al tener cortado el teléfono no funcionó la alarma que suena en la comisaría. Lo que quedó claro es que no se trató de un robo menor, sino de un ataque premeditado y con mucha saña. Se rompieron puertas, ventanas, termotanque, chimeneas y todo lo que entraron a su paso.

FV 790 VERMONT

Páez señala que esta no es la primera vez que sufren este tipo de inconvenientes, aunque destaca que es la más violenta de todas. “Jamás había pasado algo tan así, se tomaron el trabajo de arrancar los vidrios de las aberturas. Quedó todo abierto, todo roto”, relató la directora.

Desde la escuela primaria sentenciaron que desde Mantenimiento Escolar se pusieron rápidamente a deposición aunque solo pudieron soldar una maya metálica para tapar la puerta de entrada y no mucho más.

“Estos desmanes lo sufrimos todos los veranos, hace cinco años que estoy pidiendo a Distrito y a Mantenimiento que hagan una inversión importante y que coloquen mayas en las aberturas, pero la verdad es que no se toma la decisión, no se invierte”, sostuvo con bronca la directora de la escuela.

En esta oportunidad las autoridades de la escuela decidieron hacer público lo sucedido porque se quedaron impactados con la virulencia del ataque: “Nos indignó porque parecía que había explotado una bomba por la manera en que lo vidrios están estallados”, detalló Páez.

Sobre los posibles culpables solo hay especulaciones de que pueden haber sido adolescentes. La policía sólo encontró latas de cerveza sin abrir y una huella de un calzado manchado con pintura.