Turismo Angostura | gastronomía | Turismo

Angostura: Gastronomía local con sabores patagónicos únicos

Villa La Angostura no se destaca sólo por sus increíbles paisajes y su belleza natural, sino que además posee una oferta gastronómica única.

Villa La Angostura se posiciona entre los destinos favoritos para vacacionar en Argentina; es así que año tras año son miles de turistas los que eligen la localidad neuquina, apodada "El Jardín de la Patagonia", para disfrutar de unos días de descanso en un entorno natural único.

Esta ciudad de montaña es un verdadero paraíso inmerso entre montañas, lagos y bosques, lo cual lo convierte en un destino turístico elegido por personas de todo el mundo. Además, se encuentra allí el Cerro Bayo y sus pistas de esquí que cada temporada invernal reúnen a aficionados del deporte o nuevos simpatizantes que se arriman a probar suerte en la montaña y la nieve.

Pero Villa La Angostura no solamente se destaca por sus bellezas y atractivos naturales, sino que además posee un atractivo y delicioso tour gastronómico que es el broche de oro para cualquier excursión o paseo en la naturaleza.

FV 790 VERMONT
ED_2014_21_TIF-VLA_NqnTur_Invierno-65.jpg
Gastronomía en Villa La Angostura

Gastronomía en Villa La Angostura

La gastronomía angosturense combina los sabores únicos de la Patagonia Argentina con ingredientes regionales frescos, de la mano de los grandes chefs locales, logrando así platos exclusivos que hacen de las comidas en la ciudad cordillerana una verdadera experiencia inolvidable.

Para los que deseen disfrutar de un almuerzo o cena tradicional, se ofrecen platos como el cordero, la trucha, ahumados, risottos de hongos y pastas rellenas con salsas y productos locales. A su vez, estos platos pueden acompañarse de cerveza artesanal producida en Angostura o exquisitos vinos provenientes de las bodegas neuquinas.

La hora del té es un momento sagrado en la localidad, ya que se presentan diferentes alternativas para disfrutar de ese instante y transformarlo en una verdadera ceremonia: café, tés de diferentes sabores, el tradicional chocolate caliente, exquisitas opciones de tortas y panificación caseros, con dulces de frutos regionales y scones, hacen de la hora de la merienda un ritual imposible de pasar por alto.

300203456_486830046778961_4427745347222968268_n.jpg