Salud | San Martín de los Andes |

San Martín: Pasado los 40 días de conflicto en el sector salud, comienza a regularizarse lentamente el Hospital Ramón Carrillo

Desde ATE reconocen que la medida de fuerza a perdida consistencia en los últimos días a partir de muchos trabajadores que han vuelto a sus funciones cansados del conflicto y por temor a los descuentos percibidos en sus sueldos. De tomas formas el gremio sostiene que el paro sigue siendo por tiempo indeterminado en San Martín.

Lejano queda aquel inicio de conflicto a principios de noviembre y sin moverse en ningún sentido para adelante cuando se ve los momentos tensos que se vivieron ayer por la mañana en la Casa de Gobierno con los policías enfrentándose con los trabajadores. El Gremio rechaza la oferta y el problema no parece tener una solución.

Lo cierto es que el dilatamiento del enfrentamiento comienza a dejar mella en los trabajadores, desde el martes cada una de las seccionales tiene la potestad de definir independientemente de que manera continuar con la medida de fuerza. En San Martín sostienen el paro por tiempo indeterminado, pero reconocen la baja en la intensidad de la protesta.

FV 790 VERMONT

“Lo cierto y lo concreto es que muchos compañeros están cansados, que han recibido descuentos y que está muy dura la cuestión”, explicó en diálogo con Diario 7 Lagos el Secretario Adjunto de ATE Zona Sur, Fernando Surgui y agregó: “La decisión ser de seguir el paro por tiempo indeterminado y con asambleas permanentes, el paro no lo levantamos aunque en los hechos hay muchos compañeros que están volviendo a trabajar”.

Ante este panorama la situación del Hospital Ramón Carrillo comienza a regularizarse lentamente. Si bien el nosocomio esta lejos de brindar servicios de manera normal, las diferentes aéreas comienzan a funcionar de mejor manera con trabajadores que comenzaros a reincorporarse.

Los puntos críticos siguen siendo los sectores de lavandería y cocina, estos están funcionando de mejor manera pero aún con muy poco personal. Mientras tanto continúa el plan de contingencia que ya lleva alrededor de 200 mil pesos gastados.

A esto hay que sumarle que hace una semana ya se reincorporaron a sus puestos de trabajo los empleados de la empresa CBS, quienes también habían protagonizado un conflicto y habían empeorado aún más la situación del nosocomio.

Con una nueva jornada teñida por la violencia como la del día de ayer, se hace imperiosa la necesidad de llegar a un acuerdo entre ambas partes para regularizar el sistema de salud que se resiente fuertemente por las medidas de fuerza.