Salud | vacuna | Virus | Argentina

Se incorpora una nueva vacuna contra virus sincicial respiratorio al calendario

Es una vacuna estacional que se aplica a las personas gestantes para proteger a recién nacidos de bronquiolitis y neumonía, durante los primeros meses de vida.

De acuerdo a la Resolución Ministerial 4218/2023 y partir de la fecha, la vacuna contra el virus sincicial respiratorio (VSR) es parte del Calendario Nacional de Vacunación y la misma debe aplicarse de forma gratuita y obligatoria entre las semanas 32 y la 36,6 días de gestación durante la temporada de circulación del virus.

Cabe mencionar que se trata de la vacuna recombinante bivalente contra las variantes RSV-A y RSV-B, que protege contra el VSR, considerado como la principal causa de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) en niñas y niños menores de un año.

A su vez, la evidencia indica que una dosis de la mencionada vacuna entre la semana 32 y 36,6 días de gestación, protege a recién nacidos, mediante la transferencia de anticuerpos a través de la placenta, del mencionado virus durante el período más vulnerable, que son los primeros 6 meses de vida.

FV 790 VERMONT
Vacuna-contra-el-VSR-696x491.jpg
Nueva vacuna para personas gestantes

Nueva vacuna para personas gestantes

Toda la información sobre esta vacuna

Se trata de una vacuna de aplicación intramuscular, la cual se aplica una dosis única en cada embarazo. Además, esta vacuna puede coadministrarse con cualquiera de las otras vacunas indicadas durante el embarazo (triple bacteriana acelular, antigripal y COVID-19).

A su vez, al ser parte del Calendario de Vacunación de Argentina, no es necesario poseer una indicación médica, aunque para acceder a la vacuna es fundamental acreditar la edad gestacional, lo que se puede realizar al presentar el carnet de control de embarazo o con un certificado del profesional que lo respalde.

Es importante remarcar que la infección por el VSR puede presentarse de diversas formas, desde síntomas leves hasta cuadros más graves. En el caso de lactantes, niñas y niños pequeños, la infección por este virus puede progresar en una inflamación de las vías respiratorias más pequeñas (bronquiolitis), ocasionando dificultad respiratoria que puede progresar en cuadros graves.

En ese sentido se utilizan herramientas de prevención para mitigar el impacto sobre la población más vulnerable, como el uso de anticuerpos monoclonales en lactantes y la vacunación en personas gestantes.