Negocios

Salentein festeja sus 20 cosechas en el Valle de Uco

La bodega lideró la transformación del valle con el desarrollo de viñedos en altura para producir uvas de gran calidad como premisa que persiguió –desde los inicios- Myndert Pon, fundador de Bodegas Salentein.

Los resultados fueron tan alentadores que, impulsado por su espíritu emprendedor, imaginó una bodega en la que se elaboren los vinos y pudieran llevar el nombre de la región “Valle de Uco”. Éstos serían producidos con la más alta calidad y posicionarían a la región por su atractivo y perfil único.

En 1996 Pon llegó a Valle de Uco no solo con la idea de fundar una bodega sino de transformar una región. Su visión a largo plazo y su mirada integral fueron claves en la   transformación del lugar. Fue así que con  pasión por el trabajo, amor hacia esas tierras  y compromiso con su gente, 20 años más tarde Valle de Uco  es la región  vitivinícola más reconocida de nuestro país  en el mundo.

FV 790 VERMONT

“No tengo dudas de que el Valle de Uco ofrece condiciones especiales y únicas para el cultivo de uvas. Posee condiciones climáticas excepcionales, los mejores tipos de suelo con alturas que van desde los 1.050 metros hasta los 1.700 metros sobre el nivel del mar. Dichas alturas contemplan diversos microclimas que sumado a las diferencias de los suelos logran expresiones diferentes en las uvas, brindándoles complejidad a estos vinos de colores intensos que ofrecen su fruta y su refinamiento. Es un paraíso para los viticultores”, expresó José “Pepe” Galante Chief Winemaker de Bodegas Salentein.

Bodegas Salentein produce en sus viñedos vinos, reconocidos y premiados a nivel internacional, y a su vez a lo largo del tiempo impulsó el conocimiento de la región plantando variedades nobles en todas las alturas del Valle de Uco, gracias a poseer fincas únicas que van de los 1050 a los 1700 metros en las zonas más destacadas del valle de Uco.

A su vez fue pionera en el desarrollo del turismo enológico en el Valle de Uco y la provincia de Mendoza, impulsando la gastronomía y generando fuentes de trabajo para la comunidad local.  De la mano del espacio Killka se dió un lugar destacado al arte en la zona. A lo largo de estas 20 cosechas la bodega se comprometió con la educación de la comunidad.

“Hemos impulsado y liderado el desarrollo y crecimiento de una región vitivinícola ícono a nivel mundial, y a cada uno de nuestros vinos en una fiel expresión de la misma”, declaró José Galante-.

“Nuestra visión se centra en mirar hacia adelante, capitalizamos estas 20 cosechas en valor como la base para los próximos 100 años, con orgullo y satisfacción por el trabajo realizado podemos afirmar que somos la bodega del Siglo XXI”, concluyó Juan Molina Managing Director de la Bodega.