Noticias | Rugbiers | homicidio | fiscal

Rugbiers: Fiscalía solicitó la prisión perpetua

En un día clave en el juicio contra los rugbiers, la Fiscalía solicitó la máxima pena para los ocho jóvenes imputados.

Este miércoles 25 de enero, el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa tuvo un momento importante. Con el inicio de la primera jornada de alegatos, la que seguirá este jueves, la Fiscalía dio a conocer sus fundamentos sobre las condenas y penas que pedirán para los ocho rugbiers. Estos, acusados del asesinato que se dio en enero de 2020, expusieron sus argumentos ante los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores.

Como se pudo apreciar, la jornada inicial de alegatos inició con la acusación, la que estuvo a cargo de los fiscales Gustavo García y Juan Manuel Dávila. El primero de ellos solicitó la pena de prisión perpetua para cada uno de los rugbiers acusados. Las pruebas que existen para la fiscalía fundamentan el delito de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".

image.png

Foto: Ezequiel Acuña.

Luego de los argumentos en relación al terrible hecho de violencia, habló el fiscal Dávila. Dicho funcionario judicial señaló el papel que tuvieron Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23). En ese momento, este indicó que los ocho imputados son "coautores" del homicidio, ya que tuvieron "el co-dominio del hecho, la posibilidad de emprender, proseguir y detener el curso causal del delito".

Crimen de Fernando Báez Sosa

Por otra parte, Fernando Burlando, abogado de los padres de Báez Sosa, reconoció que hubo voluntad de matar y por eso asesinaron. Además, expuso que tendieron un verdadero cerco humano para actuar sobre seguro y tener la certeza de que su víctima no iba a poder contar con la ayuda que sus amigos quisieron ofrecerle. Eso, además que "nadie pudo sortear ese cerco" para cambiar la historia.

Burlando repartió los roles que tuvieron los rugbiers en el asesinato de Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche de Villa Gesell. "La orden la dio Ayrton Viollaz. Enzo Comelli y Ciro Pertossi avanzaron al objetivo, y Máximo Thomsen hizo lo suyo. El resto de los verdugos cumplía su rol en el crimen: todos pegándole, todos matándolo, todos asesinándolo", sentenció el defensor.

image.png