Policiales Río Negro | robo | Policía

Río Negro: entraron a la jaula de un tigre blanco para robar

Dos ladrones se metieron a la jaula del animal en un zoológico de Río Negro para intentar quedarse con la recaudación del fin de semana.

Un hecho realmente insólito tuvo lugar en un parque zoológico de la provincia de Río Negro cuando dos ladrones se metieron a la jaula de un tigre blanco para intenta robar una caja fuerte. Los trabajadores del lugar se percataron de lo ocurrido en la mañana del lunes, cuando notaron que la puerta por donde ingresaban a alimentar a los animales estaba violentada.

En concreto, el intento de robo ocurrió en el Parque Zoológico Bubalcó, situado a unos 15 kilómetros de la localidad de Allen. Según trascendió, los delincuentes ingresaron al sector de las jaulas tras violentar un chapón de la puerta doble hoja de ingreso.

Parque-Zoológico-Bubalcó-3.jpg
Río Negro: entraron a la jaula de un tigre blanco para robar.

Río Negro: entraron a la jaula de un tigre blanco para robar.

Una vez dentro, manipularon los cables y las rondadas que permiten cambiar y abrir los carriles de compuertas con el fin de trasladar a los tigres a otras celdas. De esta manera, los ladrones se encargaron de anular el peligro que representan los felinos mientras buscaban su objetivo.

FV 790 VERMONT

Si bien los delincuentes pudieron mover al tigre blanco que cuidaba la caja fuerte, el hecho se vio frustrado tras no poder quebrantar un candado, que si bien lo golpearon varias veces no tuvieron éxito para romperlo, por lo que desistieron del robo y huyeron.

Parque-Zoológico-Bubalcó4.jpg

Al ingresar al parque, el lunes por la mañana, personal de zoológico notó lo ocurrido y se comunicó con la policía de la provincia y comenzaron las investigaciones para dar con las personas en el marco de una causa por tentativa de robo. Desde el Parque Zoológico Bubalcó sospechan que los autores sean empleados del establecimiento, ya que contaban con conocimientos previos de como manipular los cables y las rondadas.

El predio, que tiene 34 hectáreas, es un parque destinado a la conservación de especies en peligro de extinción. Allí, habitan más de 100 especies y se albergan más de 700 animales.