Regionales

Récord de cerezas en Neuquén: las claves detrás del éxito

Las buenas prácticas en materia agropecuaria son una condición sine qua non para alcanzar rindes de máxima calidad a la altura de las demandas nacionales e internacionales. Y es por ello que Neuquén se encarriló directamente hacia prácticas ecológicas, eficientes y efectivas que garantizan resultados.

Hablar de buenas prácticas es referirse al control, gestión e inversión en todas las fases de la producción. No sólo se trata de comprar sembradoras Crucianelli, una tendencia que crece entre productores gracias a una excelente relación precio/calidad/confiabilidad, sino que se trata de obtener mejores insumos, herbicidas, fungicidas y formarse en el área.

La importancia de las buenas prácticas en el sector agroganadero

Existen cada vez más ingenieros dedicados a ayudar a productores, y desde el propio INTA fomentan la formación de productores a partir de consejos, estudios de suelos, recomendaciones y clases virtuales a distancia. Neuquén tomó en cuenta todos estos tips y vaya que obtuvo buenos resultados.

FV 790 VERMONT

Neuquén marcó un récord en la producción de cerezas durante 2020. Esto se debe a un crecimiento del 18% con un volumen total de 1472 toneladas de cerezas. Además, hubo un fuerte aumento en las exportaciones que alcanzaron un crecimiento del 87,3% interanual con los gigantes asiáticos y Estados Unidos como principales importadores.

Gracias a las buenas prácticas aplicadas por autoridades neuquinas y productores locales, la provincia del sur de la República Argentina se transformó en la tercer con mayor cantidad de exportaciones de cerezas (17%) en 2020.

Aníbal Caminitti, titular de la Cámara de Productores de Cerezas, destacó el incremento durante 2020 y explicó el motivo del éxito de Neuquén en materia de cerezas: los gigantes de todo el mundo comprenden que “la Patagonia es un área libre de plagas”.

El éxito neuquino es innegable, pero tiene argumentos lógicos que permitieron alcanzarlo. El trabajo en conjunto de productoras de cerezas junto a factores climáticos favorables, maquinarias más eficientes como las cosechadoras Case e inversión constante en el sector fueron los pilares del éxito.

Buenas prácticas también en ganadería

Con el objetivo de mejorar la cadena de valor en la ganadería, desde el gobierno de Neuquén buscarán potenciar al sector con una inversión de 336 millones de pesos. Se espera el aumento en la producción forrajera con un engorde de terneros y un fuerte crecimiento en la industria de la faena.

Omar Gutiérrez, Gobernador de Neuquén, dio detalles sobre el destino de los fondos que serán utilizados para firmar nuevos convenios, capacitaciones de productores, asistencia técnica, financiamiento personalizado y vinculación entre los diferentes miembros de la cadena de valor. Todas estas acciones estarán enmarcadas dentro de las premisas de las buenas prácticas.

A la hora de la implementación habrá mejoras en los controles del campo y el productor, sistemas registrales, convenios múltiples y seguimiento de prácticas para su posterior medición de impacto.

Las autoridades gubernamentales establecieron un plan para el desarrollo de prácticas a largo plazo para generar equilibrio territorial, prácticas sustentables y la optimización en la cadena de producción ganadera.

Se espera que el plan del gobierno local traiga mejoras en la producción de forrajes, engorde de crías, aumento en los animales terminados y crecimiento de faena en Neuquén. No obstante, las prácticas sustentables traerán consigo mejoras en el ecosistema a partir de fungicidas o herbicidas de última generación y maquinarias agrícolas con menor consumo de combustible.

Desde el plan de buenas prácticas en ganadería se trabajarán en 4 zonas dentro de la provincia (sur, centro, norte y este) con características singulares, capacidades y necesidades diferentes. Neuquén cuenta con 220 mil cabezas de ganado y el objetivo es mejorar la eficiencia y los procesos de valor agregado.

La primera etapa del plan contará con una fase de capacitación teórico-práctica y asistencia técnica a los productores para que puedan mejorar las prácticas ganaderas actuales, producción de forrajes, manejo de pastizales, cría y engorde.

Del presupuesto total de 336 millones de pesos, 37 millones estarán destinados a la capacitación y asistencia técnica, mientras 36 serán destinados a financiamiento no bancarizado. Los restantes 258 millones serán para el financiamiento de los demás sectores incluidos en el plan. Además, se prevé una inversión de 630 millones de pesos para la Electrificación Rural que irá desde Santo Tomás hasta Piedra del Águila.