Actualidad Villa La Angostura |

Propietarios de segundas residencias piden ingresar a Angostura: “No sabemos el estado de nuestra casa o si está tomada”

Desde que comenzó la pandemia, los propietarios de segundas residencias conforman uno de los grandes grupos afectados debido a la cuarentena instaurada a nivel nacional. Tras más de seis meses de Coronavirus, se ha conformado un grupo que pide a las autoridades poder ingresar al pueblo al que no se dirigen desde marzo.

En diálogo con Diario 7 Lagos, Marcela Ricci, quien reside en Bariloche y tiene una propiedad en Las Balsas, encabeza un reclamo que, con el correr de los días, gana adeptos y se siente con más fuerza: “Nosotros somos contribuyentes al día. Hemos hecho una inversión en Villa La Angostura con nuestros ahorros, necesitamos una respuesta urgente”, exclama Marcela.

La propietaria pide a este medio que se aclare que su locación se encuentra a 3 kilómetros del pueblo, por lo que no debería dirigirse al pueblo ni interactuar con nadie: “No nos dicen nada. Ese es el problema, y han pasado más de seis meses. Nosotros desde marzo no podemos ir a ver cómo están las propiedades, si está tomada o no la casa, como están las construcciones, la pintura, el pasto, nuestra propiedad en general”, explica.

FV 790 VERMONT

Y añade: “No podemos poner la responsabilidad en un vecino. Como dueños de la propiedad y como contribuyentes, estamos exigiendo nuestro derecho. Solicitamos una gestión y una comunicación, una fecha de ingreso tentativa. No pedimos entrar todos juntos, sino ingresar por turnos. Pero necesitamos que esta situación se resuelva”.

En su pedido, Ricci expresa su temor al estado de su casa en la ciudad. Explica que, con tanto tiempo, la incertidumbre sobre el acondicionamiento y la seguridad aumentan de forma progresiva. A su vez, entiende que “el ser ignorados se corresponde con un acto de injusticia que atenta contra sus derechos como ciudadanos”.

“Yo no dejé de pagar mis impuestos. Aportamos al sistema de salud, hemos contribuido al trabajo en la localidad con la construcción, un jardinero, un medidor, lo que sea. Ha sucedido en otros puntos del país que se ha organizado el ingreso. Nosotros no pretendemos entrar al pueblo, pero no podemos poner la responsabilidad del cuidado en un vecino”, señala la ciudadana de Bariloche.

En tanto, Marcela explica que el “gran problema” de la llegada de la pandemia es que fue “sin previo aviso”, ya que, al ser de un día para otro, la no organización está afectando sus vidas y el hecho de no poder entrar afecta de forma directa a sus construcciones. “Yo utilizo mi segunda casa cómo depósito para guardar cosas, pasar días o ir a tomar sol. Es más, somos cuatro terrenos y debemos tomar decisiones en conjunto porque conformamos un PH”, remarca.

De esta manera, Ricci especifica que ha habido decisiones a lo largo de este tiempo que no ha podido tomar a la par de sus vecinos, así como también modificaciones edilicias o mejoras en las locaciones.

“El dueño de una propiedad tiene que ser escuchado. Me pedís que haga un Testeo PCR, me lo hago, me pedís que vaya sola, voy sola, que vaya en una franja horaria determinada, voy. He ofrecido muchísimas alternativas. No he tenido respuesta por sí por no. Yo acato lo que me digan, pero díganme algo”, afirma Marcela.