Policiales Angostura | Villa La Angostura | robo

Angostura: Dos nuevos imputados por el robo al taxista

El hecho ocurrió el pasado fin de semana en Villa La Angostura y ya son tres individuos los imputados por el caso. Más detalles, en esta nota.

Recientemente, el fiscal Adrián De Lillo formuló cargos a dos varones, que se suman al primer imputado el 21 de agosto, por el robo cometido a un taxista en la ciudad de Villa la Angostura. Tal como fue el caso del primer acusado, pidió que queden detenidos con prisión preventiva por 4 meses.

Cabe mencionar que la primera acusación se realizó el lunes pasado, con la formulación de cargos a J.R. En este caso, tras los planteos manifestados por las partes, el juez dispuso la medida cautelar que pidió la fiscalía pero por un plazo menor, de 2 meses.

Los nuevos imputados en la cauda son R.M.R y F.N.F, a quienes De Lillo les formuló cargos recientemente, en sintonía con el delito por el que se investiga a J.R., es decir, amenazas calificadas por el uso de armas en concurso real con privación ilegítima de la libertad, agravada por el uso de violencia, en concurso real con robo calificado por el uso de arma, por haber sido cometido en poblado y en banda y por la participación de menores de 18 años.

FV 790 VERMONT

Luego de escuchar a las partes, el juez de garantías convalidó la imputación, tuvo por formulados los cargos y fijó el plazo de investigación en 4 meses.

Además, el último agravante tiene está relacionado con que, además de los tres varones, la teoría que investiga la fiscalía contempla que en el hecho delictivo también participaron dos adolescentes menores de edad, que no son imputables para la Ley ya que tienen menos de 15 años y su situación será resuelta en el fuero juvenil.

Fiscal-Adrian-De-Lillo_05.jpg
Angostura: robo a un taxista

Angostura: robo a un taxista

El robo

El suceso ocurrió domingo 20 de agosto, alrededor de las 13.30, en el barrio Altos de Manzano. Uno de los imputados llamó telefónicamente a un taxi, que fue hasta ese domicilio. Allí, subieron cuatro varones y comenzaron a increpar al chofer, luego de que intentaran subir a un quinto pasajero, algo que el taxista rechazó.

Acto seguido, el chofer puso en movimiento el auto, un Renault Logan, pero tras alrededor de 20 metros, uno de los ocupantes colocó el freno de mano y permitió que el quinto pasajero subiera al vehículo.

Frente a esta situación, el taxista bajó del auto y escapó por calle Colibrí. Fue perseguido por los varones y uno de ellos llevaba un cuchillo de aproximadamente 40 centímetros de largo. El taxista ingresó a un predio de cabañas, donde fue alcanzado por este agresor que tenía el cuchillo, momento en el que lo amenazó y le arrojó puntazos. Luego, arribaron al lugar los otros cuatro varones, comenzaron a golpearlo y lo llevaron por la fuerza hacia donde estaba el vehículo.

Acto seguido, el chofer fue obligado a sentarse en el asiento trasero entre dos de los varones, mientras que los tres restantes subieron en la parte delantera y le dijeron que irían hacia Bariloche y que a él lo dejarían en el camino.

En este marco, el fiscal del caso detalló que fueron hacia el barrio Las Piedritas y allí algunos bajaron a dos comercios, en los compraron mercaderías. Luego, volvieron al auto y se fueron en dirección hacia Araucanos y Huemul, donde hicieron bajar a la víctima. Previamente, la amenazaron con matarla si avisaba a la Policía. Después escaparon con el vehículo y10 mil pesos, que era la recaudación del taxista.

Prisión preventiva

Para justificar la solicitud de la prisión preventiva, el fiscal del caso detalló que R.M.R tiene antecedentes, con conductas reiteradas “que no pueden ser tomadas como un hecho aislado” y que permiten prever que podría entorpecer la investigación.

En lo que respecta a F.N.F.C, De Lillo remarcó que, además, “no puede ser pasado por alto que al momento de brindar información cuando es notificado, precisó una dirección en la que no hay un domicilio”. A su vez, detalló que permaneció oculto cuando era buscado y que fue detenido por la policía haciendo una fila para sacar un boleto de colectivos en la terminal de la ciudad. “No hace falta hacer un gran juicio hipotético para saber cuál era su finalidad”, evaluó.

Con esos argumentos, el fiscal planteó la existencia de los riesgos de entorpecimiento de la investigación y de fuga, por lo que solicitó la prisión preventiva de ambos imputados por el plazo de 4 meses.

Cabe destacar que el pedido tuvo la adhesión del querellante en representación de la víctima y, tras escuchar a la defensa, el juez a cargo de la audiencia convalidó la medida cautelar, como en el primer caso, por 2 meses.