Paso Cardenal Samoré |

Paso Cardenal Samoré: Las obras que vienen

Presentaron las obras de aplicación para el Paso Cardenal Samoré, las mismas incluyen 9 mil metros cuadrados de edificación distribuidos en 7 recintos.

El complejo fronterizo Cardenal Samoré fue construido hace más de 50 años y ha superado ampliamente su capacidad, por lo que se requieren nuevas instalaciones para facilitar la actividad turística y potenciar el corredor bioceánico sur, es por eso que la Delegación Provincial de Osorno y la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas de Chile encabezarán las nuevas obras de ampliación.

Según información a la que accedió Diario 7 Lagos, las nuevas instalaciones incluirán más de 20 mil metros cuadrados en obras de vialidad y casi 9 mil metros cuadrados de edificación pública distribuidos en 7 recintos, que incluyen las oficinas de administración del complejo, las de todos los servicios contralores (SAG, PDI, Aduanas) y sus contrapartes de migración de Argentina, más la habitabilidad y acomodaciones de todos los funcionarios involucrados. Tendrá capacidad para 89 funcionarios, 73 de la delegación chilena y el resto de la delegación argentina.

FV 790 VERMONT
Obras Cardenal Samore (1).jpeg
Paso Cardenal Samoré: Las obras que vienen

Paso Cardenal Samoré: Las obras que vienen

El proyecto de ampliación del complejo fronterizo tiene como objetivos la integración de los servicios migratorios de Chile y Argentina; optimizar y reducir los trámites de migración; mejorar las condiciones de manejo y tránsito de cargas; mejorar la operatividad y habitabilidad del complejo, tanto para viajeros como funcionarios; aumentar la autonomía del complejo en caso de aislamiento físico o necesidad de refugio, y mejorar las instalaciones de Carabineros de Chile en el lugar.

Estas obras también consideran el reemplazo total de las actuales dependencias del complejo fronterizo, las cuales fueron diseñadas para un flujo de 2.500 personas al día, en circunstancias que durante el verano se duplica fácilmente esa cantidad por el movimiento de turistas. Con la nueva infraestructura se pretende que pueda ser capaz de responder a un tráfico de al menos 8 mil personas al día.

Una vez finalizadas las obras se contará con un complejo fronterizo integrado de doble cabecera, con control al ingreso (Argentina-Chile) en 4 grandes flujos: camiones, buses, vehículos particulares y carga peligrosa.

El proyecto también busca ordenar los flujos y movimientos de camiones de carga, buses de pasajeros y vehículos particulares en vías segregadas, razón por la que también se proyecta el desarrollo de nuevos caminos y la construcción de un puente sobre el río Pajaritos, adicional al existente, que permita esta operación.