parto | Salud | embarazo

Embarazo y parto: ¿Dulce espera?

La decisión de la fecha de parto la tiene la fisiología de la díada. Cuándo el bebé está maduro avisa al cuerpo de su mamá.

Esta semana en el consultorio se acercó una familia angustiada porque estaban cerca de su fecha probable de parto y aún no pasaba nada. ¿Qué pasa que no arranca el parto? ¿Estará todo bien? ¿me faltará ir a algún control? ¿Qué pasa que ese bebé no sale?

Hoy quiero contarles sobre la dulce espera. La ansiedad propia de cada familia y de alrededor a veces es abrumante. Más que nada porque siempre viene acompañado de alguna pregunta que puede hacer sentirnos en duda si estamos haciendo todo bien.

Anteriormente los embarazos se contaban con meses de gestación, nos decían estás de 7 meses o estás de 9 meses de embarazo. Hoy en día los embarazos cuentan en semanas y esto puede llevar a confusiones. En el mundo se le considera un embarazo a término aquel que llega a las semana 37 completa, por ende a partir de la semana 38 y la 41 estamos en fecha de parto. Nuestro obstetra con la fecha de última menstruación (FUM) va a darnos “la fecha probable de parto” (la FPP), que refiere al día que entramos en la semana 40.

Pero como su nombre lo dice, es una “fecha probable de parto” esto quiere decir que ese día no tiene porque ser el parto. Puede suceder antes o después. Y aquí es donde comienzan las preguntas y ansiedades. ¿Por qué no sale? ¿Está pasando algo?

Y quiero contarles que la decisión de la fecha de parto la tiene la fisiología de la díada. Cuándo el bebé está maduro avisa al cuerpo de su mamá. Y cuando el cuerpo materno procesa esta información elige el día perfecto para que suceda. Sin importar si estamos en semana 39 o 41. Les voy a dar un dato curioso muy importante, hace unos años se hizo un relevamiento de nacimientos en el mundo, buscando saber cual es la semana de parto con más nacimientos. Y los datos epidemiológicos dijeron que en su mayoría éstos suceden en la semana 41.

Estamos haciendo algo mal? qué podemos hacer al respecto?. Antes que nada, no estamos haciendo nada mal! nuestra fisiología sabe lo que hace. Pero lo que sí podemos hacer es mantener un embarazo controlado y acompañado por un equipo de salud. La OMS sugiere que a partir de las 40 semanas de gestación los controles se vuelvan un poco más estrictos, para corroborar que la placenta esté nutriendo bien al bebe, que el líquido amniótico sea el adecuado, entre otros. Si el chequeo médico está bien, la gestación puede seguir su curso, sin importar pasar de la fecha probable de parto.

Entiendo que muchos han escuchado que las inducciones de parto suceden más de lo que deberían. Siendo que las mismas están recomendadas entre la semana 41 y 42, pero esto también tiene que ver con el sistema de salud de cada país, que pueda proveernos o no la atención necesaria en la ciudad donde vivimos. Mi recomendación es preguntar al equipo de salud como aborda la fecha probable de parto y como son los protocolos hospitalarios en mi ciudad al respecto. Es importante estar cómodos con lo elegido, despejar todas las dudas y confiar en el camino recorrido.

Para seguir leyendo les dejo la actualización del 2019 sobre inducciones de parto http://www.fasgo.org.ar/archivos/consensos/Actualizacion_Consenso_2019_Trabajo_de_Parto.pdf

Lali Zurzolo

Duola y Puericultora