Actualidad obesidad | Salud | Enfermedad

Obesidad: Los riesgos de la falta de diagnóstico

La obesidad se debe reconocer como una enfermedad crónica, multifactorial, asociada a variados factores de riesgo y enfermedades.

En Latinoamérica, el 70% de las personas con obesidad y sobrepeso no están diagnosticadas y menos del 2% recibe tratamiento.

En otras palabras, la gran mayoría de las personas no sabe que está padeciendo una enfermedad y como consecuencia casi nadie está bajo tratamiento.

La definición de diagnóstico es: “que sirve para reconocer”, reconocer es el primer paso para lograr un tratamiento efectivo. En medicina, tratamiento significa “un conjunto de medios cuya finalidad es la curación o el alivio de las enfermedades o síntomas”.

Entonces, sin diagnóstico, no hay tratamiento y persiste la enfermedad, persisten sus síntomas y sus consecuencias.

La obesidad se debe reconocer como una enfermedad crónica, multifactorial, asociada a variados factores de riesgo y enfermedades, con un alto costo para las personas, los sistemas de salud, la sociedad y los gobiernos.

Las consecuencias más frecuentes son las mayores probabilidades de padecer diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer, enfermedades respiratorias, baja calidad de vida, entre otras.

image.png
En Latinoamérica, el 70% de las personas con obesidad y sobrepeso no están diagnosticadas y menos del 2% recibe tratamiento.

En Latinoamérica, el 70% de las personas con obesidad y sobrepeso no están diagnosticadas y menos del 2% recibe tratamiento.

En obesidad el diagnóstico precoz es también una manera de prevención. Para desarrollar obesidad, primero hay que tener sobrepeso. La identificación de este estadío previo y su tratamiento adecuado nos evitaría llegar a la obesidad.

Una buena noticia es que existe un indicador simple para lograr el diagnóstico, el IMC (índice de masa corporal) que es una relación matemática que asocia la masa (kilos) y la talla (altura) de una persona. Se calcula dividiendo el peso en kilos por el cuadrado de su talla en metros.

IMC: kg/m2

Sobrepeso: 25 a 29,9

Obesidad grado I: 30 a 34,9

Obesidad grado II: 35 a 39,9

Obesidad mórbida: igual o mayor a 40

A su vez, los médicos y los nutricionistas poseemos otras herramientas complementarias para ayudar al diagnóstico. Por lo que la consulta al profesional de salud es fundamental y necesaria para encarar un tratamiento adecuado. El sobrepeso y la obesidad son problemas de salud, por lo que el tratamiento debe ser supervisado por un médico o nutricionista exclusivamente.

Lic. Paula Zunino

Nutricionista

Coach Ontologico

M.P. 256