Noticias | Argentina | Dólar | Milei

Argentina: así es el modelo de economía dolarizada de Milei

Javier Milei, candidato a la presidencia de Argentina, pretende dolarizar la economía. A continuación, de qué se trata su planificación.

En el 2022, Javier Milei protagonizó uno de los eventos políticos más memorables en Mendoza de las últimas décadas. El Parque O'Higgins se llenó de miles de asistentes, en su mayoría jóvenes, que se congregaron espontáneamente para escuchar al ya emergente candidato presidencial. En ese momento, no se sabía lo que ocurriría el 13 de agosto del 2023 en la Argentina con las PASO.

En aquel encuentro, Milei presentó su plan para dolarizar la economía en la Argentina. Ahora, un año después y a días de ganar las elecciones primarias y posicionarse como un contendiente serio para la presidencia, el actual diputado nacional no sólo ratifica su propuesta, sino que la desarrolla aún más. Su plan parece firme y, por eso, es necesario entender de qué se trata.

El camino hacia la dolarización económica de Argentina sigue un modelo similar al que Ecuador ha aplicado desde hace un tiempo. Para afinar los detalles, Milei se reunirá con Emilio Ocampo, coautor del libro "Dolarización, una solución para la Argentina", junto a Nicolás Cachanosky. El primero de los mencionados habló en FM Milenium y reconoció cómo es en profundidad la idea de cambiar la moneda nacional.

FV 790 VERMONT
image.png

Paso a paso de la economía dolarizada en Argentina

No se requerirían reservas del Banco Central ni préstamos internacionales. Según Ocampo, los argentinos ya poseen más de USD 200.000 millones en sus manos. Cuando este dinero vuelva a circular, por ejemplo, al pagar impuestos, el Estado tendrá divisas a su disposición.

La conversión de todos los pesos en circulación y los fondos en los bancos al tipo de cambio actual demandaría alrededor de USD 60.000 millones. Ocampo propone dos etapas: en la primera, se canjearían unos USD 30.000 millones del dinero en posesión del público, y la mitad restante invertida en Leliq pasaría a una segunda etapa, que tomaría aproximadamente 4 años.

En 16 meses, todos los pesos se canjearían por dólares. Este proceso gradual, similar al implementado en Ecuador durante 9 meses, también implicaría que los depósitos y créditos bancarios se denominarían en moneda extranjera.

Similar a Ecuador, la confianza en el sistema financiero se restablecería rápidamente. En dicho país, los depósitos aumentaron un 30% en pocos meses, a pesar de haber experimentado una serie de quiebras bancarias.

El proceso de dolarización tendría peculiaridades, como la retención de billetes de pesos de menor denominación para el cambio. Por ejemplo, el cuarto de dólar podría ser sustituido por el billete de 200 pesos.

Milei contaría con tiempo para finalizar el proceso antes de las elecciones legislativas, las que serían en mayo del 2025. Esto permitiría apuntar a una estabilidad de precios más rápida. A diferencia de Ecuador, no habría necesidad de una devaluación inicial.

Ocampo sostiene que en 16 meses se lograría el canje total de pesos por dólares, en un proceso gradual, al igual que en Ecuador, que duró 9 meses.

Reemplazar las Leliq en manos de los bancos con dólares sería más complejo y prolongado, involucrando activos dolarizados del BCRA y entidades públicas como el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de Anses. Según Ocampo, la recuperación de confianza valorizaría estos activos, beneficiando el proceso de dolarización.

image.png