Actualidad Villa La Angostura |

Más de un año de pandemia y la falta de conectividad sigue siendo un problema para la comunidad educativa angosturense

En tiempos de coronavirus los procesos educativos han recibido un cimbronazo difícil de asimilar. La discusión por la modalidad virtual, la bimodalidad y las clases presenciales son materia de discusión a diario. En ese contexto las herramientas tecnológicas se volvieron fundamental para poder llevar adelante los ciclos lectivos. En Angostura continúan reclamando por mejores condiciones para la comunidad educativa.

En diálogo con Diario 7 Lagos, Valeria Ibañez, docente y referente del Instituto Superior de Formación Docente N°15 de Villa La Angostura, contó que los problemas en lo que hacen a la conectividad se mantienen desde el año pasado.

“Desde el año pasado todos estamos dejando todo para que el ciclo lectivo funcione. Hay promesas de que nos puedan enviar equipamiento, pero nunca se cumplió”, sostuvo la docente, al tiempo que destacó que el ISFD N°15 de Angostura fue pionero en generar la modalidad alternada o “bimodalidad”, además de haber comenzado las clases antes que cualquier otro elemento.

FV 790 VERMONT

Ibañez graficó las dificultades que viven algunos alumnos para poder mantener el ritmo de la cursada: “Hay casas donde hay más de una persona en escolaridad, esto hace que tengan que compartir la computadora y a veces un celular. También se quedan sin datos porque no hay conexión”.

Y en esa misma línea, agregó: “Cuando se habla de educación parece ser que no hay clases cuando hay forma virtual. La verdad es que las problemáticas siguen siendo las mismas. Son los mismos pedidos que tenemos desde el año pasado”.

El ISFD N°15 al igual que otros institutos superiores tiene una plataforma para poder hacer más accesible el ciclo lectivo. La plataforma es bien administrada por docentes y alumnos, pero el problema radica en la conectividad.

Al ser consultada por los reclamos que ya se realizaron desde el año pasado al Consejo Provincial Educación (CPF), Ibañez resalta que no hay una solución que se pueda ver en el horizonte.

“Lamentablemente nos quedamos sin herramientas para suplir lo que el Estado no ofrece, ni equipamiento ni conectividad. Todo depende de la buena voluntad de los que trabajan en las instituciones”, analizó Ibañez.

La docente finalizó dejando en claro que si bien no se han registrado en este último tiempo a alumnos que abandonaron la cursada, el tema si deja como consecuencia dificultades y el trabajo extra del equipo docente en el acompañamiento y aliento a cada alumno para que no abandonen.