Cultura

Los pintores y la pandemia: “En la intimidad del confinamiento, la creación como salida”

“El arte es importante porque estetiza las pesadillas y nos hace amigo de ellas, si el arte es light no sirve, tiene que ser profundo, aludir a las zonas donde tenemos miedo, el arte verdadero siempre habla de tres grandes temas, el amor, la muerte y la locura (Alfredo Moffatt – 2012 Psicología Existencial)”.

Si se nos cerraron algunas puertas pregúntate si no habrá otras por la que puedas pasar. Muchas veces debemos aceptar soluciones de emergencia y no ser cabeza dura. Cuando llegue una ola mas fuerte que tú agáchate, déjala pasar, espera… y luego sigue nadando.

La poesía, la literatura, la pintura es nuestra vacuna espiritual, que le pone letra, palabras o imágenes a los sentimientos de abandono. De los que amamos, de los rituales que extrañamos, de las costumbres que nos gratificaban y que el confinamiento como paradoja terapéutica nos quiere someter.

FV 790 VERMONT
CB Residentes Jul24 700x200

Es increíble ver como los jóvenes adultos “zafan”, como dirían ellos, de un enemigo que no tiene ninguna piedad por la edad, sexo, condición social o raza, contagiándolos con un virus con riesgo de muerte.

En esta guerra contra el coronavirus, a estos adultos jóvenes les surge la emergencia de una pregunta ¿Cómo me defiendo de esta incertidumbre?

Ya lo decía Picasso “la pintura no ha sido hecha para decorar departamentos, es un instrumento de guerra ofensiva y defensiva contra el enemigo”. Los adultos jóvenes, fundamentalmente aquellos artistas de 20 a 30 o de 30 a 40 años, aquellos que no se han refugiado en el retraimiento, la bronca, la impulsividad o la ansiedad y se concentraron en el HACER y en la CREATIVIDAD, muchos se encontraron con la pintura y una solución para sublimar los efectos del confinamiento.

 

 

 

 

 

 

 

Tal es el caso de una gran pintora de Gualeguaychú, Silvina Albornoz. Su obra se caracteriza por el Realismo (realizó en su carrera mayormente retratos y naturaleza) pero la situación actual la inclinó a rescatar a las personas que admira como Nicola Tesla, Maria Curie y Albert Eisnstein, todos relacionados con la ciencia ese lugar íntimo y vocacional que ama, lugar que el confinamiento no pudo sacarle.

Si bien en su obra desarrolla la naturaleza en todo su esplendor donde maneja los colores y el blanco y negro. No es “casual” que en el aquí y ahora su expresión es el blanco y el negro. El repertorio amplio de la expresión de Silvina (Seal) no deja lugar para que entre la angustia en su interior y solo la belleza invade su pincel para su público que es su testigo y su amigo. En Silvina (Seal), la soledad no se instaló y proyecta su visión del mundo con realismo y estética.