Negocios

Las mayores fusiones y adquisiciones de empresas de la historia

Las grandes empresas suelen llevar a cabo movimientos estratégicos para acabar con la competencia. Para ello, compran empresas más pequeñas antes de que puedan llegar a tener más poder. Otra razón de la compra de una empresa puede ser la diversificación para evitar que todos los ingresos de una compañía provengan de la misma actividad.

En múltiples industrias hay compras cada año. Por ejemplo, en el sector de los juegos de azar es habitual que las empresas más grandes adquieran estudios más pequeños. Sin embargo, también hay casinos independientes que ofrecen todo tipo de juegos, como la ruleta online en https://www.casino777.es/ruletas.

Se calcula que en 2023 se produjeron 48.833 fusiones y adquisiciones, desde enormes operaciones multinacionales hasta transacciones regionales más pequeñas. Sea cual sea su tamaño o escala, las transacciones financieras de este tipo siempre son complicadas en el mejor de los casos. A continuación, echamos un vistazo a los mayores movimientos entre empresas.

FV 790 VERMONT

Verizon y Vodafone

Verizon Communications y Vodafone lanzaron conjuntamente Verizon Wireless al mercado. Sin embargo, en 2014, Verizon adquirió la participación del 45% de Vodafone en una operación que finalmente se pensó que rondaría los 130.000 millones de dólares. Tras la operación, Verizon pasaría a ser la propietaria absoluta de Verizon Wireless.

Apodado el "acuerdo de la década", el excelente rendimiento de Verizon en los años posteriores a la adquisición hizo de este un movimiento increíblemente exitoso.

Heinz y Kraft

Una fusión entre H.J. Heinz Co. y Kraft Foods Group creó una nueva organización (The Kraft Heinz Company) en 2016 que se esperaba que entrara en el top 10 de las mayores empresas alimentarias del mundo.

El acuerdo entre Heinz y Kraft costó aproximadamente 100.000 millones de dólares y las expectativas de las partes interesadas eran altas. Sin embargo, la realidad ha sido decepcionante. La empresa se ha quedado sin fuelle y los expertos achacan los problemas a la pérdida de oportunidades por el cambio en las preferencias de los consumidores.

Pfizer y Warner-Lambert

En 2000, Pfizer adquirió Warner-Lambert por 90.000 millones de dólares. Ambas empresas operaban en la industria farmacéutica y el acuerdo entre ellas se conoció como uno de los ejemplos de adquisición más hostil de la historia.

Esta infamia se debe a que Warner-Lambert iba a ser adquirida originalmente por American Home Products, una empresa de bienes de consumo. American Home Products se retiró del acuerdo, lo que le supuso unas elevadas comisiones de ruptura, y Pfizer se lanzó en tromba.

La adquisición creó la segunda mayor empresa farmacéutica de Estados Unidos y Pfizer obtuvo el control de los beneficios de un medicamento muy codiciado (Lipitor), que ascendían a más de 13.000 millones de dólares.

AT&T y Time Warner

Dos organizaciones que ya estaban familiarizadas con las fusiones y adquisiciones unieron fuerzas en 2018. Esta adquisición fue tan masiva que el departamento legal de Estados Unidos tuvo que interferir para resolver el asunto.

AT&T mostró por primera vez su interés en comprar Time Warner en 2016 y, tras la oposición real del Gobierno, AT&T y Time Warner completaron una fusión de 85.400 millones de dólares tras recibir la aprobación del organismo regulador. El Departamento de Justicia de EE. UU., que se opuso al acuerdo, afirmó que el Gobierno no impediría el acuerdo entre ambas.

Google y Android

Google adquirió Android por unos 50 millones de dólares en 2005. En aquel momento, Android era una empresa emergente de telefonía móvil desconocida, por lo que el movimiento levantó algunas cejas. Sin embargo, la adquisición dio a Google las herramientas que necesitaba para competir en un mercado dominado por Microsoft y Apple.

Google está más que familiarizado con este tipo de adquisiciones, pero este acuerdo en particular se considera uno de los más exitosos. Esto se debe a que el 70% de los propietarios mundiales de teléfonos inteligentes utilizan un dispositivo Android a partir de marzo de 2024.

Disney y Pixar/Marvel

Disney sabe lo que hace cuando se trata de adquirir otras empresas rentables. El gigante del entretenimiento adquirió Pixar por primera vez en 2006 por la friolera de 7.400 millones de dólares. A pesar de ser una cantidad asombrosa, el estudio ahora conjunto ha lanzado desde entonces éxitos como WALL-E y Toy Story 3, generando miles de millones en ingresos.

Tres años después de adquirir Pixar, Disney completó el mismo proceso con Marvel Entertainment. Al igual que con Pixar, las siguientes películas que se produjeron generaron miles de millones en taquilla. Con cada éxito de taquilla, estas adquisiciones parecen cada vez más acertadas.

Microsoft y Nuance

Microsoft ha reforzado su posición en el ámbito de la nube y la inteligencia artificial, especialmente en los sectores de la sanidad y la atención al cliente, con la adquisición de Nuance por 19.700 millones de dólares en 2021.

El valor percibido de esta compra reside en la tecnología de reconocimiento de voz y las capacidades de procesamiento del lenguaje natural de Nuance, así como en sus tecnologías de imagen de última generación. Aprovechando actualmente la plataforma en la nube Azure de Microsoft junto con otros recursos, Nuance acelera el desarrollo de productos a la vez que se aventura en mercados inexplorados.

Facebook y WhatsApp

Facebook, en 2014, se aseguró la adquisición de WhatsApp por la asombrosa cifra de 22.000 millones de dólares. Este movimiento amplió estratégicamente la influencia de Facebook en los países en desarrollo, donde su dominio aún no se había consolidado debido al rápido crecimiento de su base de usuarios de WhatsApp.

Además, las funciones de mensajería móvil se integraron perfectamente en el ecosistema de Facebook, un desarrollo que proporcionó oportunidades de crecimiento acelerado y acceso de expansión global a recursos que antes no estaban disponibles para WhatsApp.

Salesforce y Slack

Al integrar las funciones de comunicación en directo de Slack en su plataforma Customer 360, Salesforce fomenta unas conexiones y una colaboración más profundas entre las organizaciones. Aprovechando el poder de su extensa fuerza de ventas y su presencia global, Salesforce ha ampliado el alcance y la base de usuarios de Slack a través de esta integración.

Al tratarse de la segunda mayor adquisición del sector del software, ya está demostrando el prometedor potencial de generar importantes sinergias para ambas partes implicadas.