Las Grutas | INVAP |

Las Grutas tiene un radar meteorológico hecho en el INVAP

La Grutas fue escenario de la inauguración del primer radar meteorológico construido íntegramente en el INVAP de Bariloche.

Este jueves quedó inaugurado en Las Grutas el primer radar meteorológico que construyó la empresa estatal rionegrina INVAP. Tendrá un radio de cobertura de 240 kilómetros, permitiendo anticipar acciones en tiempo real frente a condiciones severas del clima. La Gobernadora destacó el orgullo que significa que este trabajo sea llevado adelante por la empresa rionegrina: “Tendrá usos innumerables, permitirá contar con precisiones sobre el clima, el viento y las tormentas”.

“También posibilitará mejorar las estrategias de prevención ante, por ejemplo, las inundaciones, como las que está sufriendo el Alto Valle Oeste. Esto nos permitirá prevenir y atender mejor a la población”, expresó Carreras.

Por su parte, el Ministro Katopodis afirmó que este radar “completa un cuadrante importante, que se complementa con otros radares estratégicamente ubicados que van a permitir tener información más precisa”.

FV 790 VERMONT

“Es sumamente relevante que sea a través de tecnología nacional que tengamos unos de los sistemas de información y prevención meteorológico más destacados. Esto no solo habla bien de la Provincia, sino que también habla de un país con soberanía tecnológica”, remarcó.

La ubicación de la estructura en el territorio es clave. En este caso, se encuentra emplazado en un terreno de Las Grutas que es propiedad del Municipio local, pero fue cedido en comodato al Departamento Provincial de Aguas (DPA). Este organismo provincial ofrecerá todos los servicios necesarios para que funcione y pueda integrarse al sistema nacional.

image.png
Las Grutas tiene un radar meteorológico hecho en el INVAP

Las Grutas tiene un radar meteorológico hecho en el INVAP

Características del radar

El equipo que se puso hoy en funcionamiento es el primero de la tercera etapa del Sistema Nacional de Radares Meteorológicos (SINARME), que incluye la instalación de 10 estructuras de estas características para alcanzar así una cobertura del 70% del territorio del país.

El aparato cuenta con una capacidad de detección de “ecos” de lluvia de hasta 240 kilómetros de distancia y puede calcular la velocidad de movimiento de partículas en el aire a una distancia de hasta 120 kilómetros.

Estos “ecos” son señales que devuelven las precipitaciones o partículas que están a kilómetros de distancia, cuando la onda emitida por el radar rebota en ellas. De esta manera, puede realizarse un seguimiento en tiempo real de sistemas meteorológicos severos, visualizar su movimiento, predecir su dirección, aproximar la cantidad y tipo de precipitación que producen y determinar su severidad.

A partir de ese análisis, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), puede declarar alertas meteorológicas a corto plazo, a la vez que sirven de uso a diversos organismos como a la Fuerza Aérea Argentina, la Armada Argentina, el INTA, e instituciones científico-académicas, entre otros.