Actualidad Villa La Angostura |

La solidaridad y la predisposición por colaborar llenan todos los días 250 platos para angosturenses necesitados

Durante la cuarentena “El Semillero”, el comedor del Colectivo del Barrio, se volvió un verdadero fenómeno digno de resaltar. Lo que comenzó como una tímida experiencia se transformó un verdadero vendaval solidario y de suma de voluntades que hacen posible que todos los días se den 250 viandas a vecinos necesitados.

 

En diálogo con Diario 7 Lagos, Graciela Arakelian, integrante del colectivo que lleva adelante esta importante iniciativa cuenta que se ven “desbordados” por la colaboración de vecinos del pueblo que se suman con la donación de comida o dinero en efectivo.

FV 790 VERMONT

 

Afortunadamente mientras crecía la necesidad en muchas familias angosturenses con el correr de la cuarentena y pese a la asistencia del municipio, también crecieron los gestos solidarios y los recursos se multiplicaron. De un día al otro se incrementaron exponencialmente las raciones de comida que se reparten, llegando en la actualidad a un promedio de 250.

 

Arakelian cuenta que por una cuestión de ofrecer un buen servicio de viandas, capacidad operativa y capacidad de acopio, El Semillero ha puesto como tope la entrega de 250 viandas por día. En el caso que haya más pedidos se derivará a otras instituciones que puedan colaborar.

 

Los pedidos de alimentos mediante campañas de donación para los que menos tienen han dado efecto y al día de hoy este comedor tiene una buena cantidad de mercadería para asistir a los vecinos.

 

“Por suerte de mercadería estamos bien gracias a todo lo que nos donaron, ahora necesitamos lugar para acopiarla, el pedido ahora es más que nada eso. Si alguien tiene un desuso una heladera, un freezer para guardar las vindas, también chapas o elementos que pueda servir para proteger a la mercaderia en nuestro deposito, es bienvenido”, destacó la colaboradora.

 

En este sentido Arakelian aconsejó a todos los que quieran hacer aportes en efectivo, que direcamente lo pongan a cuenta de la institución en casas de construcción para que de ahí se puedan adquirir material o en estación de servicio para que los colaboradores que hacen el delivery de viandas puedan cargar combustible.

 

El fenómeno de El Semillero se volvió un verdadero ejemplo y un reflejo de la unión angosturense en los tiempos más difíciles, es un caso que invita a ilusionarse y da cuenta de que los lazos humanos es lo más importante que tenemos.

 

Si querés colaborar, comunicate al 1168303902 (Zulema) y 2944242856 (Graciela).