Estilo y tendencias

Inmuebles: Los beneficios clave de contratar un seguro de caución

El seguro de caución garantiza que se cumplan las obligaciones de un contrato y resulta especialmente útil en los de alquiler. Tanto para inquilinos como para propietarios, representa una solución al problema de las garantías.

A la hora de alquilar, los inquilinos deben presentar un respaldo que garantice que podrán cumplir con  las exigencias de contrato. Sin embargo, el requisito de una garantía propietaria es inaccesible para muchas personas.

En este punto, la mejor solución es el seguro de caución que ofrece distintas ventajas a quienes lo contraten. A continuación, repasamos cuáles son los beneficios que ofrece este tipo de garantías para todas las partes.

Ventajas para los inquilinos

Para el inquilino, el seguro de caución implica diversas e importantes ventajas. Para empezar, el principal beneficio lo tienen aquellos que no cuentan con garantías de propiedad para presentar. Al contar con un seguro de caución Iúnigo, por ejemplo, pueden acceder a un alquiler sin problemas.

Además, a la hora de abonar el seguro de caución, existen diversas alternativas para hacerlo e incluye tarifas accesibles. Dependiendo de la forma de abonar que se elija, es posible acceder a descuentos y beneficios.

A su vez, se trata de un trámite sencillo y ágil que se puede gestionar, incluso, en algunos casos, cien por ciento de manera digital. Esto implica que los tiempos son mucho más rápidos y pueden estar listos en 24 horas.

Ventajas para los propietarios

Muchos piensan que las garantías propietarias son el mejor aval. Sin embargo, la garantía más completa del mercado es el seguro de caución. En el caso de que el inquilino incumpla de cualquier manera el contrato, las aseguradoras están obligadas responder de inmediato.

Además, este tipo de garantía es otorgado y regulado por empresas controladas por la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN). Este marco regulatorio, funciona como un doble aval para el propietario, puesto que se asegura que cualquier inconveniente estará cubierto.

Otro beneficio para el arrendatario es que el seguro de caución incluye cobertura ante diversas situaciones que podrían presentarse y perjudicarlo. Entre ellas, se encuentran: alquileres, impuestos y expensas impagas así como también ocupación indebida.

Ventajas para la inmobiliaria

No solo inquilinos y propietarios se benefician con el seguro de caución, también las inmobiliarias obtienen ventajas. Para empezar, la agilidad de los tiempos de solicitud, favorece el trabajo de las agencias, puesto que no necesitan esperar para otorgar la propiedad. Esto garantiza trámites más ágiles y simples para las inmobiliarias.

Además, la posibilidad de presentar el seguro de caución en lugar de garantías propietarias abre el abanico de personas que pueden acceder a un alquiler. Esto se traduce, inmediatamente, en una mayor cantidad de futuros locatarios, es decir, posibles clientes de inmobiliarias.

Por último, al igual que los propietarios, las agencias tienen la garantía de que, ante cualquier inconveniente que se presente con los inquilinos, estarán cubiertas. De esta manera, disminuyen el riesgo de futuros problemas y, por ende, cuidan su clientela.


Dejá tu comentario