fronteras | Transporte | Chile

Fronteras: Argentina pide a Chile la apertura

Las fronteras con Chile son un paso esencial para el transporte tanto de carga como la circulación de personas.

Ante las graves dificultades que afectan el normal funcionamiento de los Pasos Internacionales del país, la Cancillería Argentina solicitó a las autoridades chilenas la urgente implementación de medidas necesarias para una pronta normalización y agilización de la circulación de personas y cargas en las fronteras.

A través de una nota enviada a la Embajada de Chile en nuestro país, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto argentino manifestó su preocupación por las consecuencias de estas medidas, que obstaculizan el tránsito de personas y de cargas, así como el tránsito país.

Asimismo, la Cancillería informó que se encuentra realizando gestiones, en coordinación con otros organismos competentes del Gobierno Nacional, tendientes a que se implementen con dicho país las acciones necesarias para lograr una pronta normalización y agilización del flujo de circulación.

Debe recordarse que el transporte de cargas (amparado en el ATIT), nunca dejó de operar debido a que es considerado un servicio esencial. Según el Acta Acuerdo de Reunión Extraordinaria de los organismos de aplicación del ATIT del 30 de junio de 2021 firmada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay, se aprobó la Declaración de Medidas Sanitarias relativa a los parámetros generales a seguir en la adopción de medidas nacionales de los países signatarios que pueda afectar el transporte internacional terrestre.

En ese sentido el Acuerdo especifica que toda medida que afecte al transporte Internacional terrestre, sea comunicada a los Organismos Nacionales competentes con la mayor antelación posible antes de su entrada en vigencia. Sin embargo, no se ha recibido la comunicación oficial correspondiente.

Con respecto al transporte de pasajeros se acordó el reinicio de la actividad del transporte terrestre de pasajeros desde el 4 de enero de 2022, en los corredores seguros coincidentes entre Chile y Argentina, por lo que no permitir el paso de los vehículos de transporte de servicio público y turismo se encuentra en oposición a lo acordado.