Politica

Figueroa: “Los aumentos de las tarifas de gas no se aguantan más”

“Los aumentos desmedidos de las tarifas de gas no se aguantan más”, dijo hoy el vicegobernador Rolando Figueroa, en alusión al último incremento autorizado por el Gobierno Nacional que rige a partir de hoy.

 

De la misma manera, agregó que “el Gobierno Nacional no puede sostener a rajatabla la dolarización de servicios esenciales como el gas y la energía,  mientras el mercado, a través del dólar, pulveriza todos los días el poder adquisitivo de la gente”.

FV 790 VERMONT

 

La semana anterior, el Ejecutivo Nacional convalidó dos aumentos que ya están vigentes. La tarifa de gas, que se incrementó un 29% a partir de hoy y se pagará en los próximos tres meses, y los combustibles que subieron este fin de semana el 4,55%.

 

El vicegobernador sostuvo que “cualquier política de recomposición tarifaria debe guardar razonabilidad entre el costo de producción y la ganancia de las empresas, y lo que la gente puede pagar. Pero este gobierno inclinó tanto la balanza hacia el lado de las empresas que olvidó cuidar ese punto de equilibrio necesario para ir hacia una economía menos enferma”.

 

“Las finanzas de las familias están asfixiadas, no resisten esta carrera que sólo acomoda los números de los amigos del poder; y para evitar males mayores es necesario que el gobierno nacional reformule urgente sus políticas, aplicando una dosis de sensibilidad social en las nuevas medidas”, expresó el vicegobernador.

 

Figueroa destacó que “estos aumentos en las tarifas de las empresas energéticas y en el precio de los combustibles empujan de un modo muy perverso la rueda de la inflación, que a su vez inciden sobre el precio del dólar”“Ahora nos van a decir que estos nuevos aumentos ya quedaron desfasados por la nueva disparada de dólar de la semana anterior, y entonces otra vez volverán a castigar a la sociedad con nuevas subas”, enfatizó.

 

Finalmente, dijo que “para los patagónicos este aumento es doblemente insensible, porque tenemos el gas, somos dueños del recurso, lo pagamos caro y lo usamos más que en otras regiones para afrontar el intenso frío de nuestro invierno”.