familia | historia | Mundial

Día mundial de la puericultora: la familia celebra una de sus profesiones más importantes

Hoy se celebra el día mundial de la puericultora. Te contamos la historia de esta profesión que acompaña a la familia en una de sus etapas más importantes.

El 17 de marzo se celebra el día de la puericultora a nivel mundial, una de las profesiones más importantes para la familia. Quiero traerles un poco de historia sobre esta profesión que aún se torna un poco desconocida para algunos, pero que ya está instaurada hace más de 20 años en Argentina.

El origen de esta disciplina surge en la Universidad de Paris con el Dr. Alfred Pierre Caron, en el 1865, siendo una profesión ocupada del “cuidado integral del niño, como la crianza, su salud física y emocional.” La puericultura en la actualidad se la considera un área complementaria a la pediatría, asegurando que cuenta “con unas características muy especiales, dado que trasciende el campo puramente médico y se ha enriquecido con el aporte de diversas disciplinas socio humanísticas, lo que la convierte en un espacio de estudio multidisciplinario”.

Puericultora dia.jpg
Las puericultoras, aquellas cuya profesión son trascendentales para la primera etapa de una familia, celebran hoy su día internacional.

Las puericultoras, aquellas cuya profesión son trascendentales para la primera etapa de una familia, celebran hoy su día internacional.

Según el psicohistoriador Lloyd deMouse, esta disciplina surge en el auge de la revolución industrial, especialmente en Europa, ya que esta revolución implicó “que las mujeres trabajaran en las fábricas dejando a los niños bajo al cuidado de nodrizas o de otras personas, privándolos de la leche humana y exponiéndo a los niños a posibles accidentes y maltratos”.

FV 790 VERMONT

Un poco de historia

¿Qué sabemos sobre los cuidados de la infancia en la antigüedad?

En las investigaciones de Garrison sobre “la historia de la pediatría” menciona que se han encontrado en Mesopotamia los escritos más antiguos sobre enfermedades infantiles, con un marcado componente mágico-religioso en tablillas de arcilla con escritura cuneiforme y se comprobó que eran par de un libro dedicado al cuidado y tratamiento de los niños. (fechados cerca del año 2100 a. C). Después se han encontrado también escritos en papiros egipcios entre 1600 y 1450 a. C. que hacen referencia a la salud del niño. Dentro del papiro de Ebers, existe una sección dedicada al nacimiento y otra a las enfermedades de la infancia.

El papiro de Westear, hoy en día, es considerado como el primer documento escrito sobre temas de Puericultura en Egipto, que trata aspectos como el juego, la alimentación y el vestido, además de dar algunas pautas de comportamiento social. Y el papiro de Brugsch está dedicado a la salud materno-infantil y se considera el pionero en relación a temas infantiles; contiene fórmulas mágicas para la protección de los niños.

En los tratados hipocráticos, podemos encontrar que no solo en Mesopotamia y Egipto hay puericultura, sino que los griegos también discutían sobre enfermedades infantiles, pero no conocían a un médico que se dedicara a la atención de los niños; tenían como principio la Paideia o cuidado de los niños, un concepto equiparable al que tenemos actualmente de la Puericultura, pero más amplio, ya que que trabajaba sobre la educación y toda la cultura griega, es decir, buscaban un ideal del hombre griego.

El rol fundamental de las puericultoras para la familia

Los persas también tienen registro de un libro sobre enfermedades infantiles (De egritudinibus puerorum), que fue muy popular en su tiempo. Ya en el Renacimiento, aparece un interés cada vez mayor por el niño, en 1472, enteramente en latín, con la imprenta comienzan a circular los primeros libros como el “Libellus de aegritudinibus infantium” sobre enfermedades del niño.

El primer hospital materno infantil, con carácter exclusivo fue fundado en París en 1638 por San Vicente de Paul, Le Hospice des Enfants Trouvés. Durante el siglo XVIII aparecieron múltiples escritos médicos sobre temas infantiles y comenzaron las descripciones de muchas enfermedades infecciosas en ellos.

Llevó a la medicina muchísimos años hasta poder generar la especialización pediátrica. El año de 1858 marcó el nacimiento de la especialidad para la familia en Alemania con la aparición de la primera cátedra de Pediatría en Berlín. El concepto de Puericultura introducido por Caron en 1865 fue recibido con entusiasmo por parte de los círculos pediátricos y difundido rápidamente en todo el mundo. En algunas universidades es un posgrado de pediatría o enfermería y en otros como nuestro país se estudia como cursos o tecnicaturas universitarias. Como sucedía en otras culturas antiguas, los romanos carecían de médicos dedicados exclusivamente a los niños; sin embargo, algunos como Celso y Galeno escribieron libros sobre el parto y el recién nacido.

El papel de las puericultoras para la familia argentina

Ahora bien: ¿Qué hacemos hoy las Puericultoras para la familia Argentina?

  • Acompañamos a la diana desde la gestación hasta los primeros años de vida del niño.
  • Facilitamos y acompañar a la persona gestante en el reconocimiento y percepción del bebé, a descubrir, favorecer y respetar las iniciativas, sus capacidades y recursos que posee desde el nacimiento.
  • Somos promotoras de la lactancia humana y los cuidados adecuados de la misma.
  • Hacemos labor de prevención: Trabajar desde la salud, promoviendo y apoyando la misma, y llevando a cabo programas de prevención primaria de la salud. Muchas además somos docentes y realizamos capacitaciones para las familias.
  • Trabajamos en favorecer el vínculo, el apego y el contacto temprano de la diana. Y favorecer las funciones maternas de observación, cuidado, adaptación y respuesta activa y empática del bebé-niño a lo largo del proceso de desarrollo, realizando las modificaciones necesarias para favorecer la salud y la autonomía del niño.
  • La Puericultora se desempeña trabajando interdisciplinariamente y en equipo, en los diferentes servicios como ser obstetricia, neonatología, pediatría, fonoaudiología, psicología entre tantos otros.