Estilo y tendencias

Así funcionan las máquinas tragamonedas

Si hay un juego de azar que no pasa de moda y que cada día tiene más adeptos en el mundo ese es el de las tragamonedas.

En los últimos años las máquinas tragamonedas han evolucionado, lo que ha hecho que en la actualidad tengan características que las convierten en muy avanzadas, además ahora cuentan con diseños visuales mucho más atractivos, aunque sus conceptos básicos siguen siendo los mismos.

Además de estar al tanto de lo anterior, siempre está bien que quienes juegan a las tragamonedas conozcan bien el funcionamiento de dichas máquinas. Saber cómo se juega y cómo se gana es fundamental para tener una mejor experiencia en el juego, así como para incrementar las posibilidades de ganar.

FV 790 VERMONT

¿Cómo se juega en las máquinas tragamonedas?

Jugar a las tragamonedas resulta muy fácil. Los apostadores solo deben ingresar a un panel de apuestas donde podrán seleccionar el tipo de apuestas que desean realizar. En muchos casos, las máquinas tragaperras, como también se les conoce, permiten ajustar la apuesta según el valor de la moneda en la que se realizará la apuesta.

Lo anterior se debe a que el nivel de la moneda es el que determina cuántas monedas se apostará, mientras que el valor de la moneda es el que determina la cantidad que se va a gastar en la línea de pago del juego.

¿Qué pasa con las tragamonedas que no usan monedas?

En caso que la tragamonedas no use monedas, entonces el usuario encontrará en el panel de apuestas varias cantidades, donde podrá seleccionar la cantidad con la que desea jugar. Una vez el jugador ha seleccionado su apuesta, encontrará un botón en el que podrá hacer clic y ver como los rodillos comienzan a girar.

Algo que también es importante tener presente es que es común que las máquinas tragamonedas actuales cuenten con el modo giro automático, que si se activa permite mantener los rodillos girando automáticamente sin necesidad de pulsar el botón.

¿Cómo se gana en las tragaperras?

Las máquinas tragamonedas o tragaperras se caracterizan por tener diferentes símbolos, de tres a cinco rodillos y una determinada cantidad de líneas de pago.

Sin importar en qué juego se esté jugando, los apostadores siempre encontrarán una tabla de pagos que les permitirá estar al tanto de lo que hace, así como de lo que paga cada símbolo; también del lugar de los carretes en los que se encuentra la línea de pago.

Los jugadores obtendrán el pago de sus ganancias una vez hayan conseguido cierta cantidad de símbolos en una misma fila. Es importante que tengan presente que las tragamonedas solo pagan de izquierda a derecha, sin embargo, existen algunos juegos donde también es posible ganar de derecha a izquierda.

Asimismo, hay máquinas tragamonedas diseñadas para andar sin rodillos o líneas de pago. En estas las ganancias se conseguirán al obtener un grupo con determinada cantidad de símbolos contiguos. Es fundamental que los jugadores estén al tanto de que algunas máquinas tienen todos los símbolos, mientras que otras solo cuentan con un número limitado.