Turismo

Escapadas ideales para después de la pandemia

 

Buenos Aires: entre el cielo y el infierno

Para quienes la transitan cotidianamente puede tener un sinsabor. Sin embargo, son los turistas quienes realmente disfrutan la ciudad cómo se debe. Lejos de las obligaciones y las jornadas laborales pueden aprovechar al máximo todo lo Baires tiene para ofrecer. La oferta cultural y gastronómica es extensa y el mejor camino para descubrir todas sus bondades es a través del Bus descapotable que sale desde diferentes puntos neurálgicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Si pretendés quedarte cerca de los lugares más importantes te conviene alojarte en alguno de los hoteles de primerísimo nivel que se encuentran en San Telmo o Puerto Madero, aunque también podés optar por uno en el corazón del delta de Tigre o el Hilton Pilar, en provincia de Buenos Aires (acá podés aprovechar un lujoso alojamiento en la capital con descuento por noche).

La ubicación siempre es importante, pero en el caso de Buenos Aires es preferible que te hospedes cerca del punto neurálgico porque de esta manera podés recorrer todos los puntos de interés con tan sólo caminar unas cuadras desde tu hotel. Si te alojás en el Delta o en Pilar tenés vistas increíbles, aunque para ir a Capital Federal vas a tener que tomar un micro o alquilar una excursión para llegar al Obelisco, el Puente de la Mujer o Caminito, en La Boca. Cuando caiga la noche vas a descubrir lo mejor de Buenos Aires gracias a la intensa vida nocturna que envuelve a la ciudad en sus múltiples bares, restaurantes y bodegones con el mejor asado, vinos legendarios y cerveza tirada.

FV 790 VERMONT

Rosario siempre estuvo cerca

La canción mítica de Fito Páez no miente. Rosario pareciera estar cerca de todo por su excelente ubicación en el Litoral argentino. Las opciones son ilimitadas tanto para grandes y chicos porque tiene abundante naturaleza y una vida nocturna frenética con todas las bondades que ofrece la ciudad.

Llegar a Rosario es muy accesible partiendo desde Buenos Aires ya que la autopista conecta ambos destinos que se encuentran a 300 kilómetros de distancia. En cuanto al alojamiento existen varias alternativas como el alquiler de departamentos, cabañas cerca del Paraná y rodeado de naturaleza o los hoteles en la ciudad para aquellos que no quieran estar pensando en la limpieza o en qué cocinar todos los días.

¿Qué hacer en Rosario?

La Plaza 25 de Mayo es un punto clave de la ciudad. Fue el punto de partida en plena época colonial y en los inicios de Rosario, en el siglo XVIII. La Catedral tiene un estilo francés típico de aquellos tiempos marcados por ideas europeas donde la cúpula está pintada con pasajes de la Biblia y el vitreaux con pinturas en homenaje al General Belgrano y la bandera argentina. Por otra parte, el Monumento a la Bandera es el lugar mítico de Rosario, en el corazón del parque Nacional de la Bandera.

Con respecto a lugares verdes, en Rosario se destacan el Parque Independencia, el Parque de España, el alto delta del Paraná y el Balneario La Florida donde los rosarinos se acercan para disfrutar un rato de playa y contrarrestar las altas temperaturas del verano en las aguas del Paraná.

Otros destinos

Bariloche siempre es una de las más destacadas del país, aunque teniendo en cuenta las distancias con el centro y norte del país es un destino que requiere como mínimo 10 días para disfrutar de todas las opciones cercanas como El Bolsón, San Martín de Los Andes y Esquel. Mientras que Las Cataratas del Iguazú, en Misiones, son una opción perfecta para disfrutar teniendo en cuenta que también se puede acceder a los precios baratos en electrónica y todo tipo de artículos de la Triple Frontera.