Negocios Villa La Angostura |

Entrenar en pandemia: Cabinas de ozono, distanciamiento y grupos reducidos

El Turco Curua, es el entrenador estrella de Villa La Angostura. En el contexto de pandemia, desde el gimnasio fueron pioneros en los protocolos para los entrenamientos en espacios cerrados llevados a Provincia y organizaron sus espacios para cuidar la salud de los angosturenses angosturenses.

“Gracias a nosotros están abiertos los gimnasios de la provincia de Neuquén, fuimos los primeros que con ese protocolo implementamos las cabinas de ozono” señaló el personal trainer sobre esta tecología que sumaron a cada espacio del gimnasio.

 “Ha dado mucho rendimiento”, afirmó Curua y explicó: “Hubo gente contagiada, pero ninguno se contagió en el gimnasio, hoy está comprobado en un 70% de la efectividad del ozono que mata la bacteria, todavía no tiene el rigor científico para decir que es el 100%”.

FV 790 VERMONT

Consultado sobre la respuesta de la gente en base a los protocolos, el Turco señala que se acercan confiados porque “al ingreso tomamos la temperatura, vienen con su barbijo, los sanitizamos con alcohol y después van a los ambientes que están ozonizados”.

“Desde que abrimos que nos autorizaron el protocolo y después tuvimos un cierre y la gente se asustó un poquito más, no por el gimnasio sino porque no teníamos casos en Villa La Angostura y aparecieron 4 o 5 de golpe, se conocía el nexo de los contagios entonces se aisló rápidamente a la gente y volvió a la normalidad” observó el entrenador y opinó: “El turista no le da mucha bola y el empresario tampoco, entonces claro, iba a aparecer”.

En referencia a los espacios comunes dentro de Petrorian, el Turco señala que en el vestuario están permitidas dos personas y “no se pueden utilizar las duchas porque hay aglomeración de gente. Tenemos distintos horarios, gimnasio una hora, a los 15 otra actividad y la pileta 15 minutos más tarde, así no tenemos tanta gente entrando al mismo tiempo”.

Además de estar organizados de forma óptima, el Turco destaca la respuesta de la gente: “Son 45 minutos de entrenamiento lo cumplen a la perfección, cuando hay menos gente le damos un poco más de libertad”. En la pileta el tiempo de permanencia en el agua es de una hora. 

Una ventaja de Pretorian gym son los espacios grandes con los que cuenta y detalla: “En el gimnasio de máquinas tenemos 220 m2, lo que nos permitirá meter 22 personas. Estamos trabajando con 18, la distribución de las máquinas tiene distintas orientaciones, es muy raro que la gente cruce respiración, a eso le sumamos los aparatos de ozono, en el box de crossfit donde se realizan actividades tenemos 200 metros y trabajamos con 10, hay distanciamiento. En spinning teníamos 15 bici y estamos trabajando con 8 orientadas de manera que no haya cruce”.

La afluencia de gente es buena es todas las actividades que ofrecen destinadas a cada gusto, pero hubo un sector que creció: el de los adolescentes que, ante la falta de clases, se abocaron al entrenamiento. “Está lleno de chicos que venían, pero más cuando terminaban las clases, ahora tenemos grupos de escuela secundaria” detalló el Turco.

Aún no está permitido que asisten los más pequeños a la escuela de natación porque  ”los padres traen a los chicos, los cambian y hay mucha aglomeración de gente para los vestuarios”, pero continúan ofreciendo stretching, spinning, GAP, y Crossfit kids para chicos de 10 a 12 años, entre otras.