Enfermedad | alimentación | síntomas

Enfermedad: Explicación sobre la Diabetes Mellitus

En el caso de la enfermedad de la diabetes, sucede que hay una alteración en la producción de insulina, o que esta se produce pero no de manera correcta.

Cuando hablamos de cronicidad hacemos referencia a enfermedades, que una vez diagnosticadas, nos acompañarán hasta el final. Para entender más fácilmente el por qué de esta patología, debemos saber que nuestro organismo utiliza como fuente de energía a la glucosa. Para poder utilizarla, ésta debe ingresar a las células, y para hacerlo cuenta con la ayuda de una hormona llamada INSULINA. El páncreas es el órgano encargado de la producción de insulina.

En el caso de la diabetes lo que sucede es que hay una alteración en la producción de insulina, o que esta se produce pero no puede llevar a cabo su función de manera adecuada.

Existen distintos tipos de Diabetes:

TIPO I: no existe producción de insulina, generalmente afecta a individuos jóvenes. Suele debutar con alguna complicación (hipoglucemia, cetoacidosis diabética)

TIPO II: es la forma más frecuente, en este caso el problema radica en que la insulina no funciona como debería. Habitualmente se da en personas mayores, aunque se esta empezando a ver en gente mas joven. Esta asociada al sobrepeso, sedentarismo, antecedentes familiares de DBT II.

Diabetes gestacional: Valores de glucemia elevados diagnosticados durante el embarazo.

El diagnóstico se realiza con dos determinaciones en ayunas de azúcar en sangre.

A partir de los 45 años la glucemia es uno de los estudios que solicitamos como parte del control de salud. Si el paciente tiene algún factor de riesgo asociado, se solicita antes. De acuerdo a los resultados, será la frecuencia con la que lo repitamos.

Dentro de los factores de riesgo mencionados previamente se encuentran: antecedentes familiares de diabetes, antecedentes de diabetes gestacional, hipertensión, obesidad, sedentarismo, enfermedad cardiovascular, tabaquismo, hipercolesterolemia.

Con respecto a los síntomas y signos, estos suelen aparecer de manera gradual en el diabético tipo II, por ello el diagnóstico suele ser tardío, entre ellos se encuentran:

Poliuria (orinar excesivamente)

Polidipsia (sed intensa)

Polifagia (apetito intenso)

Pérdida de peso

Infecciones urinarias a repetición

Infecciones cutáneas a repetición

Heridas que demoran en cicatrizar

Dentro de las complicaciones de la diabetes podemos mencionar a las secundarias a la microangiopatía (lesión de los pequeños vasos),y las secundarias a la lesión de los grandes vasos (macroangiopatía).

La lesión de los pequeños vasos afecta a órganos como el ojo, el riñón, los nervios periféricos. Con el paso del tiempo y el mal control de la glucemia, estas lesiones pueden provocar ceguera, insuficiencia renal, neuropatía diabética (perdida de sensibilidad).

Las complicaciones macrovasculares afectan al corazón, cerebro y/o arterias de miembros inferiores. La consecuencia de estas lesiones provocan infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares, necrosis de tejidos de miembros inferiores (que puede llevar a la amputación).

Por esto es tan importante que el paciente entienda de que se trata la enfermedad.

Uno de los pilares del tratamiento consiste en la educación diabetológica!

Cambios en el estilo de vida, haciendo hincapié en la actividad física regular, y un plan de alimentación adecuado a cada paciente. Abandono del hábito tabáquico.

Tratamiento farmacológico: con hipoglucemiantes orales y/o insulina de acuerdo a cada caso en particular.

Tratamiento y control de patologías asociadas: hipertensión, obesidad, hipercolesterolemia,etc.

Es sumamente importante que realice sus controles de manera regular.

Lucía Lamuedra

Médica generalista

MN 116981

MP 8077