3destacadas | Bariloche | San Martín de los Andes | Villa La Angostura

El sur argentino: expectante para poder repuntar su producción

Son días muy particulares, en los que la pandemia ha cambiado nuestras formas de relacionarnos, ha transformado nuestros espacios de trabajo, y ha alterado la manera en que vivimos. Y, a pesar de todo eso, el campo no faltó al trabajo un solo día.

El “agro”, sostén fundamental de las divisas y la producción del país, está en vías de poder hacerle frente a las complicaciones climáticas, económicas y circunstanciales. De esta manera, la producción industrial, los incentivos o programas que gestiona el gobierno para inyectar dinero en el sector, así como el interés de los mercados extranjeros, son las claves para mejorar el momento actual.

Sectores que esperan buenas señales

Producción nacional de bienes y animales

Desde el Gobierno se habría llegado a conseguir el compromiso de Brasil para reducir o quitar barreras o restricciones que desaceleraban o impedían el comercio entre naciones. De esta manera, si Brasil da el visto bueno a esto se llevarían a cabo exportaciones por más de mil millones USD en lo que resta del año, según informaron medios de Buenos Aires.

FV 790 VERMONT

La exportación de estos productos sería recibida como una gran noticia, por lo que se está a la espera de la confirmación oficial del país vecino para poder dar inicio a las nuevas negociaciones y poder estipular medios y plazos para las ventas.

Entre los detalles, el campo del sur argentino obtendría buenos beneficios a partir de, entre otros, la comercialización de elementos como almendras, ciruelas, madera de pino y uvas.

Ganadería

De la misma forma, la ganadería es un foco de atención en estos momentos ya que como se venció la Ley Ovina, se han enviado proyectos de legisladores de distintas provincias para el tratamiento de una normativa actualizada y acorde a los tiempos que corren.

En ese contexto, uno de los principales objetivos que buscan los legisladores y representantes de las provincias es que la nueva Ley Ovina actualice los montos que se establecen, y que destine una mayor cantidad de fondos a las provincias implicadas, así como priorizar la cantidad de cabezas de ganado sobre cantidad de productores (esto es buscado por representantes de Chubut y Santa Cruz, ya que les representaría un beneficio clave a raíz de la disponibilidad de ganado que tienen).

En el mismo tema, Río Negro actualmente habría pedido que se apruebe la prórroga de esa ley (que venció el 5 de abril), para que sus productores puedan recibir los recursos necesarios para mantenerse a flote, debido a que en muchos casos esos aportes son la base del sostén económico para que puedan seguir trabajando en el ganado.

Producción industrial

Los indicadores que arrojaron el año pasado con respecto al desarrollo y venta de maquinaria para usar en trabajar con la tierra y los animales, fueron más que positivos.

Al punto que, en el último cuarto del 2020, el comercio de máquinas para trabajar en el campo generó cifras aproximadas a los 32 mil millones USD, según el informe del Indec.  También, ya en el 2021 se estima que se vendieron casi 2300 equipos nuevos, lo que supera el mismo período del año pasado. Esto genera expectativas para el comercio local de los equipos.

Es por este motivo que en este contexto, en las provincias del sur bajó el porcentaje de las patentes y producciones de nuevos equipos, lo que indicaría que el interés de los productores locales reside en la venta de equipos usados, desde tractores John Deere usados, hasta retroexcavadores o cosechadores de marcas nacionales.

Esto puede significar un potencial mercado, no sólo para quienes quieran adquirir equipos de calidad a buenos precios, sino además para quienes tienen intención de invertir en máquinas como capital, ya que la limitación en la compra de moneda extranjera puede alterar los planes de los productores.

Productores y regiones mayormente afectados

Uno de los casos que destaca a nivel nacional es el ejemplo de Chubut, en donde representantes de la Provincia, de Nación, y de las intendencias locales, buscan llegar a acuerdos para desplegar programas financiamiento, créditos y descuento en compra de insumos para ayudar a familias y productores afectados por los incendios.

Esto forma parte del programa de “Reconstrucción de la Comarca”, por lo que buscan, además, concretar la reconstrucción de inmuebles que sufrieron destrozos por las llamas.