Actualidad San Martín de los Andes |

El Rotary Club de San Martín donó insumos para el hospital y construyó camisolines con el Ejército

 

Los clubes rotarios se destacan a nivel mundial por la labor social que desempeñan. Se encargan de ser el nexo entre quienes tienen algo para donar y quienes lo necesitan. En medio de la pandemia ponen todo sus esfuerzos para contribuir al sistema de salud.

En dialogo con DIario 7 Lagos, Liliana Carrin, secretaria del Rotary Club, explicó que en este caso realizaron gestion con empresas y, junto con fondos propios y del club de Leones, compraron video laringoscopias, el aparato necesario para la inserción de tubos respiratorios.

FV 790 VERMONT

“Para poder conectar a alguien a un respirador, necesitas conectar un tubo y para el tubo se necesita la  video laringoscopia, permite que la práctica se haga con mayor seguridad y no daña las cuerdas vocales, porque es una práctica que conlleva un cierto riesgo. Fue una muy buena donación porque hay cuatro respiradores y hay que poder usarlos” explicó.

Ahora donaron tensiometros, oximetros y controlados de saturación, insumos y mascaras por valor de $30 mil 4 para la guardia y unos cuellos ortopédicos y saturometros. Además colaboraron con bomberos comprando alrededor de $10 mil en algunos uniformes y máscaras que necesitan si tienen que ir a buscar a gente sospechosa de coronavis.

Liliana aclaró que no se encuentran haciendo entregas, que son los proveedores director los que entregan. “Nosotros generalmente conectamos con los que quieren donar, de acuerdo eso transfieren los fondos  a la cooperadora o a los proveedores y así nos manejamos” relató.

Respecto a cómo surgen los pedidos, Liliana explica: “Nosotros nos manejamos por distintos comités. En este caso la comunidad nos comenta las necesidades y nosotros acá nos acercamos a la cooperadora para saber cuáles son las necesidades del hospital y tenemos rotarios que son médicos, muchos de nosotros tenemos contacto”.

En el caso de Carrin, por ejemplo, es voluntaria en cuidados paliativos, entonces recibe a diario los pedidos de la gente y junto con el Rotary también apadrinan escuelas, como la 8, a las que provee de computadoras, equipos de música y lo que necesiten. “Trabajamos para satisfacer esa necesidad, ahora esas necesidades se enfocan en otra cosa pero ya retomaremos” afirmó.

Además, desde el Rotary también trabajaron en conjunto con el Ejército confeccionando camisolines. Si bien mucha gente se ofrecía a coser, tenían la posibilidad de utilizar la sastrería militar que cuenta con máquinas y personas con turnos durante las 24 horas.

“Hicimos el contacto con la persona de la cooperadora que tiene las telas y la moldería y nosotros conseguimos que el ejercito pusiera a disposición sus sastres” finalizó Carrín.