Actualidad San Martín de los Andes |

“El respeto al peatón”, una buena costumbre sanmartinense que se intenta transmitir a los turistas

Desde la División de Tránsito en conjunto gendarmería y con policía de la comisaria Nº23 y Nº43, se lleva a delante en San Martín de Los Andes un programa que busca llevar tranquilidad a turistas y vecinos en materia de seguridad vial, mantener ordenada la ciudad ante la afluencia de vehículos por la temporada y garantizar el respeto de normas de tránsito.

Según especificaron a Diario 7 Lagos desde la División de Tránsito, se llevan adelante diferentes operativos de manera simultánea las 24 horas y “distintos puntos estratégicos de la ciudad”. En este trabajo se complementan los diferentes cuerpos de seguridad.

“La idea es poder brindar información vial a todos los turistas y a partir de eso poder generar mayor seguridad vial. Se hace hincapié sobre los cuidados que tiene que tener las personas que se alojan en la ciudad”, aseguraron agentes implicados en la labor de este operativo.

FV 790 VERMONT

Bajo el nombre de “Juntos por un verano seguro”, las fuerzas de seguridad no solo buscan garantizar la seguridad en las calles, sino también hacen hincapié sobre las costumbres locales en lo que refiere a la transitabilidad.

“San Martín de los Andes es un lugar particular en cuanto al respeto que hay hacia el peatón que es muchísimo. Procuramos desde los diferentes controles transmitirles a los diferentes turistas, que sepa que las sendas peatonales se respetan, que sepan que los peatones tienen la prioridad, que sepan sobre los modos de manejar en la ciudad”, especificó en diálogo con Diario 7 Lagos Diego Romero, el mandamás de la Comisaría Nº 23.

De esta manera, aseguran que el poder mostrar las costumbres locales para que los visitantes la adopten, es otra de los grandes desafíos que en el caso de ser exitoso puede llegar a repercutir sobre la prevención y la seguridad vial.

Lo cierto es que la ciudad no luce de la misma manera que en otros meses del año. Los peatones se multiplican. De todas maneras, la apuesta es poder “transmitir” ese pensamiento respecto de la forma de conducir a todos los que llegan y que de esta manera la convivencia sea mucho más natural.

¿Creés que es posible poder transferir a visitantes esta costumbre local?