Negocios

El futuro de los procesos de selección

La evolución en los departamentos de recursos humanos de las empresas es una constante. Los procesos de selección, al fin y al cabo, deben ir a la par de las tendencias de los mercados laborales, pero también han de tener en cuenta otros aspectos. Las entrevistas de trabajo, así como las diferentes fases de cualquier proceso de contratación, han cambiado a lo largo de los últimos años y, en la actualidad, emplean técnicas, herramientas e incluso tecnologías que antes no se podían aplicar. Por eso, a lo largo de este artículo, veremos algunas de las predicciones y tendencias que podrían marcar la contratación de personal a lo largo de los próximos años.

Las entrevistas virtuales de carácter avanzado

Aunque la consolidación del trabajo remoto no fue tan extensa como algunos esperaban, sí es cierto que el modelo se ha mantenido en determinados ámbitos y que, al mismo tiempo, las empresas han aprendido que existen otras formas de interacción con el personal. Así, es de esperar que las entrevistas virtuales se volverán una constante y que, al mismo tiempo, ganarán en sofisticación.

FV 790 VERMONT
CB Residentes Jul24 700x200

Por otro lado, cabe señalar que la tecnología de realidad virtual puede jugar un papel fundamental en estos procesos.

Evaluar soft skills y otras habilidades

Durante todo el proceso de reclutamiento, ya sea en la búsqueda de candidatos o a lo largo de las entrevistas, son muchas las cualidades que deben ser evaluadas para asegurarse de contar con el mejor talento. Desde hace mucho tiempo, las pruebas psicometricas han sido una constante, y estas no han dejado de evolucionar para conocer los rasgos predominantes de los futuros empleados.

No obstante, una tendencia al alza es mirar más allá de las capacidades técnicas y dar una importancia mayor a otros aspectos. La capacidad de adaptarse es un ejemplo, y lo mismo ocurre con la inteligencia emocional. Estas, pues, forman parte de las conocidas como soft skills, es decir, habilidades que, sin guardar relación directa con el puesto de trabajo a ocupar, pueden ayudar al empleado a contar con un mejor desempeño.

El reclutamiento predictivo

La tecnología se convertirá en un papel fundamental en estos procesos, especialmente toda la que guarda relación con la inteligencia artificial. Nos acercamos a una era en la que el análisis de datos servirá para predecir, con ayuda de la IA, qué candidaturas son las más acertadas. Para ello, los algoritmos analizarán las experiencias previas o las habilidades, pero también detectarán los patrones de comportamiento clave.

Reclutamiento pasivo y un mayor enfoque en la salud mental

Algo de esperar en los procesos de selección de un futuro próximo es el mayor enfoque en captar candidatos que puedan ser perfectos para una posición concreta, pero que no necesariamente estén buscando empleo de forma activa. En este sentido, aspectos como el reclutamiento social o el reclutamiento colaborativo jugarán un papel importante.

Para ello, por supuesto, las empresas necesitan ser vistas como entornos atractivos y amigables con el trabajador. Así, las compañías cada vez tratarán de brindar mayor flexibilidad en diversos aspectos, como los horarios, así como proporcionar diferentes programas de apoyo. De este modo, el bienestar y la salud mental de los empleados se convierte en un valor añadido.