Actualidad San Martín de los Andes |

El detrás de escena de “7 Lagos”, la obra distinguida del escultor sanmartinense Manuel Cuffoni

 

En dialogo con Diario 7 Lagos, desde Las Grutas donde actualmente se encuentra vacacionando, el artista dio detalles sobre qué lo inspiró para realizar la obra “7 Lagos”, mediante la cual simbolizó a cada lago con un animal tallado en madera.

Manuel Cuffoni recuerda que todo comenzó hace diez años, cuando puso un taller de enmarcados en San Martín de los Andes, donde nació y se crió “rodeado de bosques, lagos, ríos, montañas y con la particularidad de poder apreciar desde chico la fauna silvestre de la Patagonia que siempre fue mi gran pasión”.

FV 790 VERMONT

Su taller en San Martín le permitió encontrarse con artistas, pintores, fotógrafos, escultores, ceramistas y comenzó poco a poco a vincularse con el arte desde ese punto, y fue entonces que decidió mudarse a Merlo, San Luis.

Allí sigo desarrollando mi tarea de enmarcar fotografía, diplomas, espejos. “Me encuentro nuevamente en un entorno muy rico culturalmente y eso de algún modo despierta algo que evidentemente estaba dormido, en mi interior y que yo todavía no lograba descubrir” afirmó.

Para fin del 2016 empezó a “jugar” con la madera de modo autodidacta y realiza su primer tallado en madera. “Ahí es donde empiezo a descubrir lo que significaba para mi este material tan noble como es la madera, el amor por la fauna, pero la fauna patagónica” aclara, pero entonces en San Luis no encontraba el entorno que lo inspiraba, el patagónico.

Con esta revelación decide irse de vacaciones al sur, y tras su reencuentro con los imponentes paisajes, sucede un reencuentro con “esa fortaleza de los ríos, los bosques y ahí decido volver, ya no a San Martin de los Andes si no a un lugar un poco más tranquilo y surge Traful que reunía todas estas condiciones”.

Manuel utiliza madera de árboles autóctonos como cipres y lengas, maderas que se encuentra en el bosque del norte de la Patagonia, las que encuentra en 7 Lagos. “El material no es la madera tradicional que uno va a buscar, yo busco la madera en los ríos, arroyos, los lagos, ésta es la madera que para mi genera una fuente de inspiración” explica.

Y suma: “La madera que trabajo alberga desde su interior un montón de historias que voy decodificando poco a poco a medida que voy interviniendo. Es madera que navega por un lago durante muchas décadas para finalmente terminar en una playa y tener la suerte de encontrarla, es madera que viene ya con texturas, matices, una gama de colores que se han fundido con el tiempo producto de la erosión del sol, del agua, la ceniza volcánica, la nieve”.

Manuel afirma que encuentra su inspiración en la naturaleza y en sus factores como la nieve, el agua, el sol, la luz y la sombra, y es allí donde la madera se transforma en un testigo que “como una huella digital tiene una impronta, una identidad”.

Aquí es donde surge la muestra 7 Lagos, la cual nació después de una búsqueda por encontrar “esa muestra que me permita contar una historia. Yo venía trabajando en las diferentes exposiciones con distintos personajes, obras que individualmente tenían un potencial, pero que en el conjunto no terminaban de cerrar una historia”.

Fue entonces que un amigo le sugirió hacer una obra que le permita trascender más allá de Neuquen. Finalmente la idea consistió en “plasmar en una exposición una historia, pero que cuente mas allá de la pasión que tengo por la fauna, la historia del lugar, de ese emblemático lugar que es 7 lagos, un lugar mágico, visitado permanentemente por miles de turistas”-

“Surge la idea de hacer una exposición que se llama 7 lagos, 7 seres en 7 miradas, en esa búsqueda que llevó más de año y medio voy recopilando relatos de los pobladores a los que les pregunto qué es el animal característico, cuál es su historia respecto a ese animal, qué significa, dónde se suele ver, y me he encontrado con relatos magníficos, ,muchos de ellso casi transformados en leyendas” detalló.

Por ejemplo, en el Lago Lacar se encontró con que la trucha marrón es la emblemática. Mucho se dice de ella, principalmente se habla de una trucha grande de unos 7 u 8 kg que existió a fines de los años 80, y que muchos se acercaban al espejo de agua para conocerla.

“7 lagos va a ser la obra donde pongo todo mi conocimiento, toda mi sensibilidad a favor del arte. Es una obra que esta en proceso, no logro terminarla, va madurando en el tiempo y espero poder terminarla este año, pero que no tiene prisa, que fluye, que surge de manera espontánea” afirma.

A fines del año pasado Cuffoni fue distinguió en el Concejo Deliberante local y respecto a este sucedo señala: “El hecho de que San Martin de los Andes haya tomado este proyecto y lo haya hecho propio reconociéndolo de interés cultural ha sido para mi muy motivador, la distinción me pone la vara más alta a la hora de poder concluir esta muestra” finalizó.