Actualidad San Martín de los Andes |

El Defensor de San Martín constató la transferencia de RSU en predio del Ejército: recomendaciones y advertencias

El pasado viernes,personal de la Defensoría del Pueblo  se acercaron a las instalaciones del Regimiento Cuatro de San Martín de los Andes, previa formalización del pedido de ingreso ante el jefe de la guarnición militar, para constatar el funcionamiento de la operación de transferencia de residuos sólidos urbanos que el municipio traslado allí.

La reciente apertura del Relleno Sanitario de Alicurá sin la instalación de una planta de transferencia definitiva obliga al municipio a realizar una operación transitoria, y el Defensor actuó de oficio para constatar los resguardos necesarios. A partir de esta inspección, emitió condiciones ineludibles, para su funcionamiento, a saber:

 

FV 790 VERMONT

1. Que los RSU no toquen el suelo natural. Es decir que las descargas y cargas controladas de los camiones recolectores a las bateas de transporte a Alicurá, se hagan de camión a camión en el caso de las unidades que lo permitan, o en un sitio semicerrado o idealmente cerrado para el caso de las unidades recolectoras que no puedan hacer el volcado directo a la batea. En esta segunda opción, los residuos se deben transportar desde el sitio semicerrado o cerrado donde se hace la descarga al suelo impermeabilizado y desde allí recién a la batea a través de máquinas con palas cargadoras 2. Que en cualquiera de los casos haya personal municipal para controlar y corregir toda situación de pérdida de material (caída eventual de bolsas fuera de las bateas). 3. Que no haya camiones en espera en el lugar para realizar las maniobras. 4. Que no queden residuos sólidos en el lugar de jornada a jornada. Es decir, que la operación de recepción de los camiones recolectores y transferencia de los residuos sólidos a las bateas de transporte se haga en el día y se limpie el lugar de todo residuo para acometer la misma labor al día siguiente, en un entorno limpio y controlado.

Por otro lado, informaron que pudieron realizar tales constataciones y además, formular algunas recomendaciones, sin perjuicio de señalar que la operación, si bien siempre en condiciones extraordinarias, reunía tales condiciones al momento de la constatación.

Asimismo, esta Defensoría realizó un mapeo georeferenciado con las urbanizaciones más próximas al sitio de operación, para determinar la eventual afectación de la operación por efecto de los vientos por olores y voladura de material, constatando que las distancias son las siguientes, todo ello sin perjuicio de la ubicación de las propias instalaciones del Ejército, que en la emergencia decidió colaborar con el municipio:
– Urbanización Vega Chica: 825 m. – Urbanización Chacra 4: 245 m. – Urbanización Kumelkayen: 700 m. – Urbanización interna del Ejercito: 830 m.