Actualidad Villa La Angostura |

Educación ambiental: Vecinos de Barrio Norte realizan una caminata especial para niños en la Reserva

En el marco del proyecto que llevan adelante los vecinos de Barrio Norte por el mantenimiento, la protección y la preservación del Área Protegida Municipal que los rodea, ahora realizarán un encuentro exclusivamente para niños: bajo el nombre “Reserva del Agua”, se juntarán hoy a las 18.30 horas en la calle Catanlil para una expedición muy especial.

En diálogo con Claudia Atencio, una de las vecinas referentes del trabajo que se está realizando, explicó a Diario 7 Lagos que la caminata “es para niños de todas las edades y de todos los barrios”, la cual fue pensada junto a la vecina María Eugenia, dentro de los distintos ejes por los cuales se planifica en base a la Reserva.

“Los vecinos de Barrio Norte, a través de la Junta y principalmente de la calle que es donde esta el acceso a la reserva, estamos trabajando para recuperar este espacio y dentro de las actividades de esta recuperación. Esta es la parte de educación ambiental, que contempla que todos los vecinos, ya sea de Barrio Norte y de cualquier barrio conozcan esta reserva que es una joyita que tenemos dentro del Ejido, que es un área protegida municipal”, indica.

FV 790 VERMONT

De esta manera, se pensó en “realizar una caminata por el sendero que comenzará desde la entrada de ésta, sobre un puente de madera que la calle Catanlil”, informa Atencio, y amplía: “Vamos a recorrer el sendero, hablar sobre el bosque nativo y del Mallín, que es, que funciones cumple, porqué hay que cuidarlo, porque se declaró ese espacio como reserva, que valor tiene, que podemos hacer nosotros para ayudar al bosque desde nuestras casas, nuestras veredas, nuestros jardines”.

“Escondido en Barrio Norte hay un pedacito de Bosque especial que necesita que lo cuidemos. Se necesitan buenas ideas para trabajar juntos”, reza el flyer preparado para la ocasión. Asimismo, invitan a los niños a traer barbijo, calzado cómodo, remera y pantalón largos.

Al respecto, Claudia manifiesta que el área protegida “es un privilegio que tiene Villa La Angostura”, la cual cumple una función extraordinaria en el ciclo de agua limpia y potable de la localidad.

“La idea es concientizar. Mucha gente tiene muy buenas intenciones, solemos hacer cosas que no están buenas para los ecosistemas nativos. Compartir y charlar cual es nuestra postura, preguntarnos si nos sentimos parte de este ambiente, si nos consideramos que formamos parte del ecosistema como seres humanos o no”, remarca Atencio.

Entonces, a partir de estos interrogantes, nace la respuesta acerca de “cómo serán las acciones en consecuencia con el suelo, el árbol, el bosque” de uno mismo. “Nosotros tomamos decisiones, se dictan ordenanzas, o repetimos lo que significa una palabra usándola sin saber bien, porque esta de moda hablar de la biodiversidad o sostenibilidad, pero que es realmente eso es lo que buscamos visibilizar”, argumenta Claudia.

En definitiva, la vecina explica que la idea “no es que los chicos tomen una clase”, sino que se “aumente la imaginación y la fantasía para que cuenten ellos mismos que harían para cuidar el Mallín y el Bosque”.

“Todos los días pasamos por la zona, distinto es cuando nos detenemos a mirar. Todos los beneficios que tomamos del bosque, de alguna manera queremos retribuirlos, ya que esa retribución no solo sana el ambiente sino este tejido social que esta bastante roto y por eso tenemos los problemas que tenemos a todo nivel de violencia”, cierra Claudia.