Actualidad Villa La Angostura |

Distribuidores alimenticios en Angostura: cómo los afecta la falta de actividad en restaurantes y protocolos que se acrecientan

Ya es sabido que la pandemia ha afectado de manera significativa la economía de los angosturenses. Con esperanzas a lo que será una futura reactivación del turismo en diciembre, los hoteleros y restaurantes mantienen sus expectativas, aunque el rubro de los distribuidores para la ciudad también ha sufrido sus consecuencias.

En diálogo con Diario 7 Lagos, el angosturense Ariel, de la distribuidora mayorista y minorista de alimentos local “El Radal”, explicó que “su canal principal de ventas es el sector hotelero y gastronómico”, por lo que al cerrarse el turismo “se cayó un porcentaje importante de la comercialización”.

Con el rubro alimentos siempre funcionando, Ariel detalla: “la característica de nuestro trabajo es la distribución de productos alimenticios. Está bien enfocado en lo que es la gastronomía hotelera y de restaurante, y luego todo aquello que es almacén, quioscos o pequeños supermercados”.

FV 790 VERMONT

Y añade: “Asique no es que nos fuimos reconvirtiendo, pero si dándole un viraje a lo que se consumía, empezamos a comprar mercadería mas para el consumo de todos los días que para la gastronomía”. Con la apertura del turismo por microrregiones, ahora frenada ante el brote de contagios, “se notó un poco más el movimiento de los restaurantes”, aunque en la vuelta a la fase 1 la situación se frenó nuevamente.

“Ahora estamos en una situación donde hay mucha expectativa. Las grandes empresas, que son proveedoras nuestras, se les cayó la venta de muchos productos que se relacionan con el sector gastronómico y hotelero, entonces no los producen”, asegura el distribuidor local.

En referencia a esta cuestión, Ariel ejemplifica: “los insumos para un restaurante, la mayonesa chiquita, kétchup, azúcar individual, para los hoteles mantecas individuales, dulce de leche, queso untable, que cuando estamos en situación normal es un producto de alta rotación, se ha frenado en su totalidad la producción”. Esta situación es una de las que más ha dificultado la actividad de este sector, en palabras del comerciante.

“Sabemos que se va a reactivar de forma paulatina la producción de esos productos, depende mucho a nivel nacional y de todos los sectores turísticos del país. Con respecto a lo local, por suerte este rubro se sigue trabajando, de una manera distinta, pero trabajando igual. Por supuesto que cada comerciante lo fue llevando de distinta manera”, relata Ariel.

El distribuidor entiende que todos “están a la expectativa de que haya un pequeño movimiento de apertura para el turismo”, en donde “se irán adecuando a los protocolos de seguridad en el día a día, en caso de no tener ningún rebrote de casos”. Entre los cuidados que se tienen, se encuentra el estricto uso de alcohol en gel, lavandina y rociador para los camiones e insumos.

El angosturense afirma a Diario 7 Lagos que, al tratarse el rubro alimenticio, hay que tener “bien aceitada la fecha de vencimiento de los productos, aquello que se va a pedir y que es lo que se podrá vender”. Es la rutina y el incremento de “movimiento” turístico lo que marca la agenda de los distribuidores, poniendo en foco en brindar un correcto servicio.

“Nosotros tenemos muchos colegas distribuidores en san martín, Bariloche, que charlamos entre nosotros y tenemos el mismo foco. No somos lo mismo las localidades por la cantidad de habitantes y movimiento que se maneja, pero si en el mismo volumen. Hace 11 años que estamos en Villa La Angostura, pasamos la explosión del volcán y situaciones de crisis que nos afectaron a nosotros, pero esto es algo totalmente distinto”, asevera el entrevistado.