Diciembre | Argentina | empresas

Diciembre en Argentina: mes de análisis, balance y proyecciones

Diciembre es difícil de comprender pero estando en Argentina es aún más complejo; a los ingredientes gastronómicos debemos agregarle los políticos.

Diciembre es un mes realmente difícil de entender. Es el mes 12 de nuestro calendario pero su nombre significa “el mes número diez”; es el mes donde se brinda con Sidra y/o Champagne, se come Vitel Toné, Ensalada Rusa, Pan Dulce y se vuelve a brindar, algo así como un bucle temporal donde se repiten varias veces el mismo ritual durante muchos días. Representa el cierre de un ciclo, el momento de hacer balances y análisis.

Diciembre es difícil de comprender pero estando en Argentina es aún más complejo; a los ingredientes gastronómicos debemos agregarle los políticos (sobre todo en un año electoral) y los económicos. Hablamos de Inflación, del valor de “los dólares” pero podemos agregar cuestiones como: riesgo país, inversiones, balanza comercial, exportaciones.

Alineado con el concepto de balances y análisis reservados para este mes, durante estos días se dieron a conocer los resultados de la Encuesta de Expectativas de Ejecutivos de IDEA 2021 (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina) y la realizada por Management & Fit sobre la coyuntura actual argentina y percepción de gestión e imagen de dirigentes. En la primera participaron 250 CEO (máximos responsables de las empresas), mientras que en la segunda se relevaron 2.200 personas.

image.png

“Media Copa llena”

Como resultado positivo se vio una reducción del pesimismo sobre el futuro de la economía en los resultados de esta encuesta de IDEA o como algunos medios lo reflejaron, una “leve mejora de las expectativas empresarias”. De acuerdo a esto existen signos de reactivación asociados a recomposición, incremento del nivel de ventas y exportaciones, reactivación del consumo y la inversión con perspectivas de que se mantenga la tendencia durante el 2022.

“Media copa vacía”

Como contrapartida, los resultados muestran que la rentabilidad de las empresas es uno de los peores indicadores. Por otro lado, la encuesta de Management & Fit, mostró que un 62,8% considera que la situación económica actual es peor que hace un año y el 56,4% cree que empeorará dentro de un año. Para el 34,1% el principal problema es la inflación y solo el 19,2% tiene ahorros. Si bien estas encuestas son perspectivas sobre el futuro de la economía y negocios y sirven para evaluar el clima, nos dejan un sabor amargo.

Brindemos por lo que viene y se va

Lo cierto es, que en la mesa de los argentinos al cierre del año 2021, brilla por su ausencia la confianza en los dirigentes políticos para sacar al país adelante. La elevada inflación, la ausencia de un plan económico, la deficiente distribución del ingreso, la brecha cambiaria, el gasto público y la elevada presión tributaria son cuestiones que para los CEO (y para los ciudadanos de a pie) siguen siendo un problema.

Y dentro de lo que se viene, no olvidemos que las copas con las que brindamos, los cubiertos y el sacacorchos que usamos, se fabrican en otros países. Esto, en un contexto donde Estados Unidos presenta una inflación del 6%, la más alta de los últimos 30 años, y se esperan posibles incrementos en las tasas durante el 2022, nos obliga a pensar que en el próximo año Argentina puede recibir el impacto de estas medidas, viéndose afectadas: nuestras exportaciones (commodities), el ingreso de divisas, el tipo de cambio y flujo de capitales.

image.png

Es posible que el resultado de la encuesta de IDEA sea solo una expresión de deseo con el ánimo de generar un buen clima para el 2022 y que la de Management & Fit esté afectada por el humor de las personas, sin embargo, existen algunos criterios válidos para levantar una copa viéndola medio llena.

Por último es importante considerar que, más allá de las referencias alegóricas a este período del año, resulta necesario comprender que existen variables ajenas a las decisiones políticas y económicas de nuestro país que pueden afectar las medidas y gestiones que se concreten en el plano local. En estos dos últimos años una pandemia nos ha enseñado, de una manera extremadamente cruel, que es necesario adaptarse a las circunstancias y los argentinos hemos desarrollado una gran capacidad de resiliencia, lo importante es conocer las variables para poder planificar y tomar las mejores decisiones que sean posibles.

Daniel Brito