Deportes Boca | Bariloche | Brasil

Boca: barilochenses alientan en Río de Janeiro

Fanáticos barilochenses de Boca Juniors se encuentran en Río de Janeiro para alentar al "Xeneize" en la final.

En los últimos días, más de 100 mil apasionados de Boca Juniors, procedentes de distintos rincones de Argentina, llegaron a Río de Janeiro para brindar su inquebrantable apoyo al "Xeneize" en la final de la Copa Libertadores 2023, la cual fue programada para este sábado 4 de noviembre a las 17 horas. En el duelo contra el Fluminense, buscarán la tan anhelada séptima. De hecho, aficionados arribaron desde Bariloche.

Un destacado número de estos apasionados seguidores, alrededor de 48 mil provenientes de diversas regiones del interior de Argentina, han viajado o se encuentran en pleno viaje a Brasil para unirse a esta emocionante final, incluso si no cuentan con entradas para el evento. Su objetivo principal es estar cerca de su equipo y participar de esta celebración futbolística de trascendencia continental. Entre los viajeros se encuentran varios entusiastas hinchas de Boca de Bariloche, quienes ya han dejado su huella en las playas cariocas.

image.png

Lamentablemente, la previa a la final de la Copa Libertadores entre Boca y Fluminense ha dejado de lado el fútbol para dar lugar a la violencia. El pasado jueves, se vivieron desafortunados episodios de violencia en las playas brasileñas, donde un grupo de hinchas del "Flu" atacó a familias, amigos y simpatizantes del cuadro de La Ribera que se encontraban en la zona.

FV 790 VERMONT

La previa fue marcada por la violencia en lugar de la pasión futbolística, ya que muchos hinchas "Xeneizes" fueron agredidos tanto por seguidores de Fluminense como por la propia policía local, que empleó gases lacrimógenos y detuvo a varios hinchas de Boca. Los incidentes comenzaron cuando aficionados del "Flu" invadieron el espacio de los argentinos en la playa de Copacabana.

Miles de hinchas de Boca en Río

Ana Emilia Sarrabayrouse, Cónsul General de Argentina en Río de Janeiro, confirmó que durante estos disturbios hubo dos simpatizantes heridos, uno argentino y otro brasileño, aunque se desconocía la gravedad de sus heridas. La confrontación duró menos de cinco minutos y se caracterizó por la persecución de los hinchas del equipo brasileño hacia los de Boca, arrojando sillas de playa y otros objetos. Las autoridades intervinieron en medio de la tensión, con gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar los disturbios.

La Policía Militar de Río de Janeiro informó en un comunicado oficial que dos hinchas argentinos y uno de Fluminense fueron detenidos en la playa y llevados a la comisaría 12 de Copacabana debido a su implicación en los disturbios. Sin embargo, después de brindar sus declaraciones respectivas, todos fueron liberados. En la noche del jueves, la historia se volvió a repetir.

Testigos argentinos relataron que los seguidores de Boca celebraban de manera pacífica cuando un grupo identificado con la hinchada del equipo brasileño llegó en gran número para agredir a hombres, mujeres y niños presentes. Estos lamentables episodios de violencia han empañado el ambiente previo a la final de la Copa Libertadores, un evento que debería centrarse en la pasión y la camaradería futbolística.

image.png