Actualidad San Martín de los Andes |

De ser una casa antigua a uno de los restaurantes más reconocidos de San Martín

Diario 7 Lagos sigue armando su ruta gastronómica conociendo los mejores bares y restaurantes de la región. En este caso conocemos la historia de La Casona, un lugar con un espíritu especial y un ambiente diferente a lo que se proponen en la ciudad. Es muy concurrido por familias, pero además es el más elegido por las parejas.

Ubicado en Villegas 774 y atendido por su propio dueño Francisco Stocchetti, este restaurante recibe a sanmartinenses y turistas hace 15 años. Desde un principio y en la actualidad, la propuesta gastronómica se basó en la comida regional, en lo autóctono.

“Mi objetivo era basarme en producto de estación cada temporada y al día de hoy lo sigo haciendo. Trabajo todo con materia prima local para tener cosas frescas y de primera calidad”, cuenta en diálogo con Diario 7 Lagos Stocchetti.

FV 790 VERMONT

Esa idea madre se materializa en sus especialidades como el ciervo, trucha, cordero, pastas artesanales y hongos de pino en distintas cocciones. El dueño del local considera que son los estandartes de su cocina y lo que le ha permitido poder seguir con en el correr de los años.

Con la certeza de que salir a comer no solo se centra en lo que se sirve en el plato sino que también responde una experiencia entera con el ambiente, La Casona se caracteriza por ser cálida y contener diversos espacios con especificidad dentro del mismo salón.

“Es una casa antigua refaccionada, tiene distintos sectores, está diagramado casi arquitectónicamente y eso hace que tenga varios ambientes dentro de un salón y que al mismo tiempo estas en una casa con un aura especial”, resalta Stocchetti.

La ambientación es un factor fundamental, como así también el trato personalizado debido a la cantidad de cubiertos con los que cuentan. En esa elección de trabajar en cercanía con el cliente y generar lazos, La Casona corre con ventaja y lo hace notar.

Consultado por lo que fueron los meses de pandemia y las dificultades que generó, el comerciante gastronómico reconoce que fue duro y que hubo un cambio absoluto a nivel comercial.

“Veníamos con un gran envión y de repente todo se frenó a cero. Fue algo difícil de digerir en un principio, pero también teniendo en cuenta lo afortunado que somos de tener la posibilidad de seguir con nuestras libertades”, reflexionó Stocchetti.

Para lo que viene La Casona ya perfecciona su propuesta en tiempo de pandemia, con la capacitación del personal, rediseño de la distribución de mesas y la preparación de los patios para que sus clientes se sientan cómodos y seguros.

Si querés saber más sobre es este lugar, seguilos acá: https://www.facebook.com/lacasonacocinapatagonica