Negocios

Cruz del Sur transportó 100 toneladas de residuo de mercurio desde la Mina Veladero hasta Chile

Cruz del Sur, empresa líder en transporte de carga y logística integrada, realizó el  traslado de residuo de mercurio distribuidas en 5 contenedores, desde el Yacimiento Veladero, ubicado en San Juan, hasta el puerto chileno de San Antonio, donde partió rumbo a Europa.

Cruz del Sur, la primera empresa argentina en certificar el Código ICMI (2006) para transporte de cianuro, y habilitada y certificada por el RENPRE para transporte de Precursores Químicos, fue la seleccionada para esta operación, en la que intervinieron minera Andina del Sol, perteneciente a la canadiense Barrick y la china Shandong Gold, así como también la empresa suiza Baltrec, a cargo del operativo.

Para el traslado del mercurio se utilizaron 5 unidades semi remolque con contenedores, una unidad tractora de back up y dos camionetas 4×4 con equipos de emergencia. Se llevaron a cabo capacitaciones a choferes y líderes, en  primeros auxilios RCP y uso del DEA. En total, hubo más de 20 personas de Cruz del Sur involucradas en el operativo.

FV 790 VERMONT

Para este operativo, durante un año y medio se realizaron reuniones semanales de coordinación en San Juan y un análisis de ruta completa, tanto del lado argentino como chileno, y luego un reconocimiento de la misma, incluyendo un mapa de riesgo dela ruta relevada.

De esta forma, la empresa recorrió unos 4800 kms durante 8 días, pasando por las provincias de San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy.  Mientras que el cruce a  Chile fue realizado por el Paso de Jama, a una altura máxima de 4750 metros sobre el nivel del mar, atravesando la Ruta del Desierto hasta llegar a Valparaíso.

Después de ser depositado en la terminal chilena donde finalizó el operativo de Cruz del Sur, el mercurio debió atravesar 8 países que autorizaron el tránsito (por estar inscriptos en el Tratado de Basilea) y fue monitoreado por la policía ambiental de las distintas jurisdicciones. Entre ellos, Perú, Panamá, Bahamas, Estados Unidos, Holanda, Bélgica, Francia y Suiza.

En Suiza, el mercurio recibe un proceso de estabilización, con el cual se lo transforma en sulfuro de mercurio para volverlo al estado sólido. Luego, es enviado a una mina de sal en Alemania, donde queda almacenado para su disposición final de manera segura.