Estrenos de cine |

Crítica: Llega “La Mula” con el gran Clint Eastwood como actor y productor

Clint Eastwood en esta película toma una decisión inteligente como productor, se elige a sí mismo como el principal protagonista. De esta forma Clint encarna a Earl Stone, un anciano de más de 80 años, excombatiente (quién fue el inspirador de esta de esta película). Un hombre solo y arruinado y con una ejecución hipotecaria en puerta que deberá enfrentar en forma inmediata. Cuando digo solo, no es que no tenga familia. Por el contrario, esta separado y sus hija no le habla hace 15 años. Para salir de esa situación de emergencia económica acepta un trabajo de conductor. Sin saber que lo que lleva en su camioneta es droga de un cártel mexicano. Earl lo hace también (quien iría a sospechar de un anciano que maneja despacio y colabora con la gente que tiene problemas en la ruta.), sumado a su experiencia en la guerra le permite no sentir miedo de la mafia para la que trabaja. Después de varias entregas su trabajo y su dinero aumenta exponencialmente, superando los problemas económicos que tenía. No pasa lo mismo con su familia. La búsqueda de la redención tal vez es el motivo fundamental de su “final de vida” (El perdón familiar).

Cuando la película comienza a bajar su puntaje por su previsibilidad,  un hecho trascendente cambia el diálogo, el guion y lo que parecía un final standard, Clint Eastwood y su maestría, convierte el films en una suerte de impacto emocional y existencial. Llevándose el espectador una experiencia reflexiva, algo original que no se da normalmente en un thriller. La valoración mas allá de un 7 es porque los tiros fueron suplantados por un buen contenido.

 

FV 790 VERMONT