Policiales Villa La Angostura |

Conmoción por presunto caso de abuso policial en Angostura

Martín Curruhuinca tiene 36 años y se encuentra internado en el hospital regional, luego de haber sido atropellado por una camioneta de la Policía en Villa La Angostura. El hombre, integrante de la comunidad mapuche Curruhuinca, aseguró que la Policía lo detuvo por tomar cerveza en un paseo y que tras subirlo al patrullero, se cayó y la camioneta le pisó la espalda.

“Mi pisaste la columna con la camioneta, hacete cargo de lo que hiciste”, le reclamó Martín a la Policía desde una cama en el área de Traumatología del hospital Castro Rendón.

CB Residentes Jul24 700x200
FV Jun24 790x100.gif

Casi no puede mover el brazo izquierdo y con el resto del cuerpo lo hace débilmente. Está sedado con morfina por el fuerte dolor que siente en el pecho y el cuello, partes que los médicos le prohibieron mover. “Mi salud pende de un hilo porque, al pisarme la espalda, me corrió una vértebra y me quebró otra”, contó la víctima sobre lo que le explicaron los médicos. Arribó el jueves al hospital, donde le indicaron que el cuadro médico es luxación cervical.

Exceso policial

Cerca de las 18:30 del domingo pasado, Martín salió a dar una vuelta en su bicicleta. En el Paseo de los Artesanos se encontró con unos conocidos que estaban tomando unas cervezas y se quedó un rato. Unos efectivos les dijeron que se fueran y luego llegó una camioneta de la Policía. “Les dijimos que nos íbamos por las buenas, que no estábamos haciendo lío y sólo estábamos ahí por la lluvia, pero un oficial me empujó, me tiró la bici y me esposó en el suelo”, relató.

Lo subieron a la caja de la camioneta. Arriba, un efectivo lo insultó y le pateó la cara y las piernas. “No aguantaba más los golpes, me paré y en una acelerada, nos caímos de la camioneta. Cuando retrocedió, me pisó el cuello y la espalda. El policía que cayó conmigo le dijo que parara que yo estaba abajo, pero volvió a acelerar y me rozó la cara, casi me revienta la cabeza”, expresó. Lo último que recuerda es que los policías corrieron la camioneta para simular que estaba estacionada, que uno de ellos lo arrastró al medio de la calle y que luego llegó la ambulancia. Se despertó en el hospital con los brazos y piernas adormecidas. “Inflé pecho y dije ‘Diosito, ayudame’. Pensé que me moría”, recordó sobre lo que sintió cuando la camioneta lo pasó por encima. Radicó la denuncia en fiscalía, que ya investiga el hecho.

Versión policial

“La camioneta no le pasó por arriba”

Respecto del incidente con Martín Curruhuinca, la Policía también brindó su versión oficial, y lo primero que hicieron fue dejar en claro que “la camioneta no le pasó por encima. Son vehículos de mil kilos, si le pasan por arriba lo matan”, aclaró José Cuadrado, superintendente de Seguridad de la Policía.

En cuanto al episodio del pasado domingo, el funcionario policial explicó: “Estaba con otro hombre tomando cerveza en la vía pública, se le advirtió que no podía y Curruhuinca comenzó a insultar y forcejear, por lo que se lo arrestó”.

En ese momento lo cargaron en la caja de la camioneta policial. “Cuando arranca el vehículo, el hombre agredió al policía y cayeron los dos al asfalto. Curruhuinca estaba esposado y cayó con todo el peso del cuerpo sobre la cabeza de ahí las lesiones graves que tiene. El chofer, al ver que no había nadie en la caja, hizo marcha atrás y lo raspó, pero no le pasó por arriba”, ratificó Cuadrado. Asuntos Internos ya desembarcó en Villa La Angostura para determinar si existen responsabilidades.

 

Fuente: Lmneuquen.com