Actualidad

Cipolleti: Chocó y lo obligan a pagar 800 mil pesos por no respetar la distancia mínima con el otro auto

824.133 pesos más intereses. Esa cifra es la que deberá pagar el conductor de un vehículo que circulaba por la rotonda de las rutas 22 y 151 en Cipolletti y no respetó la distancia mínima establecida por ley. La orden proviene de un fallo de primera instancia que ordenó indemnizar a la camioneta embestida tras el siniestro.

Cerca de las seis menos diez de la tarde, una camioneta y un auto circulaban por una zona en donde hay gran cantidad de tráfico. El hombre indemnizado aseguró que debió disminuir la velocidad porque había autos adelante, pero no contaba con que una camioneta Toyota Hilux lo embestiría dañando notablemente a su Peugeot Partner.

El fallo que obliga a pagar esa enorme cantidad de dinero a uno de los conductores encuentra su razón en la Ley de Tránsito 24.449: “está prohibido en la vía pública conducir a una distancia del vehículo que lo precede, menor de la prudente, de acuerdo con la velocidad de marcha”.

FV 790 VERMONT

La sentencia comprende los daños materiales provocados en la Peugeot Partner, las pérdidas de horas de trabajo que perdió el hombre ya que utiliza su camioneta como transporte para su empleo, la privación para usarla de forma personal y el daño moral para con el trabajador.

Cabe destacar que este fallo puede ser apelado ya que fue decidido en primera instancia, pero por lo pronto, la indemnización debe ser afrontada por el conductor que inició el accidente, su titular y la compañía de seguro.

“Los conductores deben circular con cuidado y prevención en la vía pública, conservando en todo momento el dominio efectivo del vehículo”, expresa el fallo. “Un choque de estas características demuestra la distracción del conductor o que no guardó la distancia reglamentaria en relación a quien circulaba delante de él”, entiende la Justicia de Cipolletti.

Se trata de una sentencia inédita en materia de siniestros viales, con una enorme cantidad de dinero por delante para concretar la indemnización y la sensación de que el hecho no finalizará aquí: probablemente haya apelación por parte de la defensa para lograr reducir la gran suma monetaria que condena la distracción al volante.