Entretenimiento China Suárez | Juana Viale | programa

La China Suárez habló sobre el Wandagate: "Tomé medicación"

Invitada al programa "Almorzando con Juana" la China Suárez, remarcó que no está dispuesta a pagar el precio de la fama.

La China Suárez, en el último tiempo suele ser noticia por temas que traspasan su carrera y que tienen como foco su intimidad. En este contexto, estuvo invitada en el programa de Juana Viale "Almorzando con Juana", donde la actriz admitió que a raíz de lo que se dice de ella le afecta tanto al punto de tener que tomar medicación y apuntó contra la prensa: "No soy un negocio porque soy persona".

En este contexto, el debate comenzó después de que la conductora le consultará sobre cómo vive lo que ocurre con la prensa y ella. A lo que la actriz confesó: "Uno por momentos se acostumbra. Ahora estoy más estable porque estoy en un buen momento personal, pero no siempre estoy bien".

La China Suárez habló del acoso que recibió por la exposición: "Llegué a tomar medicación"

Acto seguido, cuestionó a los medios de comunicación y remarcó: "Muchos dicen ‘es un juego’. Es un juego, pero ¿hasta qué punto cualquiera tiene derecho a decir cualquier cosa sobre vos?".

FV 790 VERMONT

En este punto aseguró que a ella todas esas situaciones las lastiman y eso preocupa a su entorno. "Mis hijos son chicos y no tienen acceso, pero mucha gente de mi familia o amigas -que no tienen nada que ver con el medio- me dicen que salga a decir algo. Y tampoco es la solución porque se habla más. Cuando salís a aclarar, a veces, iluminás más el problema", remarcó.

china suarez juana viale 2.jpg
La China Suárez con Juana Viale.

La China Suárez con Juana Viale.

Por su parte, la conductora volvió a la pregunta disparadora y comentó que por los dichos de la prensa llegó a sufrir ataques de pánico. En la misma línea, la China confesó: "Sí, yo tomé medicación", y reflexionó: "Por ahí la gente que no me conoce me ve fuerte o piensa que no me importa nada... Eso también me jugó en contra porque es ‘démosle total no le pasa nada. Es como inquebrantable".

A modo de cerrar el tema, la también cantante admitió que trabaja desde chica y que está muy expuesta, sin embargo criticó: "No es importante que me coma un chicle cuando se están prendiendo fuego los bosques, la gente tiene hambre... Y no me considero un negocio porque soy persona... Detesto esa frase del precio de la fama. Una cosa son los haters, la exposición y salir a la calle pero que puedan decir cualquier cosa no".