Deportes Villa La Angostura |

Bicicleta de Descenso: el deporte que reúne la pasión de los jóvenes angosturenses para disfrutar de los senderos

El ciclismo de descenso o downhill es un deporte-tendencia que se intensifica con el paso del tiempo en las juventudes de Villa La Angostura. Implica descender por la montaña en bicicleta en el menor tiempo posible y es practicado de forma amateur o profesional por cada vez más residentes que se animan a los complicados senderos.

Con 18 años, Ignacio Heredia es uno de los jóvenes aficionados por transitar los circuitos que brinda Angostura, y en diálogo con Diario 7 Lagos, explicó cómo surgió su pasión por la actividad que hoy nuclea a una gran cantidad de chicos y atrae multitudes con competencias y eventos nacionales e internacionales.

“Empecé a hacer descenso o downhill en el 2014 más o menos, pero siempre anduve en bici saltando por el barrio y un día vi que habían hecho un circuito en el mercado así que fui con un amigo”, relata Ignacio, quien además cuenta que el Bike Park local es “muy bueno ya que tiene circuitos tanto para bajo nivel como para alto nivel”, por lo que solo es cuestión de animarse e “ir a probar”.

FV 790 VERMONT

La bicicleta de descenso está construida para bajar la montaña a altas velocidades y pasar por el castigo extremo. Además, están equipadas con la más alta tecnología, la cual se enfoca principalmente en una doble suspensión que le brinde un desplazamiento capaz de soportar impactos a alta velocidad.

Nacido y criado en Villa La Angostura, cuenta que “toda su infancia anduvo en bicicleta con amigos del barrio haciendo saltos”: “muchos chicos de mi edad aprendimos a saltar en ese circuito y otros más que fueron armando, empezamos a andar entre distintos senderos”, describe.

De esta manera, para Heredia el objetivo principal es “siempre divertirse con amigos y pasar un rato en la naturaleza”, mientras que, en cuanto a competencias, el joven fue a algunas carreras para probar su destreza, como por ejemplo en Junín de Los Andes.

Con respecto a la seguridad que se debe tener a la hora de practicar descenso, Ignacio aconseja que “hay que priorizar unas buenas protecciones como casco integral, antiparras, pechera, rodilleras, coderas, que mientras mejor y más cómodas sean uno se siente más seguro”.

Y continúa: “Es recomendable ir por lo menos las primeras veces con alguien que ya los conozca y te pueda ir contando mientras vas bajando que viene así hay menos posibilidades de caídas”. Asimismo, diferencia este deporte con el Mountain Bike, ya que este último “es más amplio y relacionado con el pedaleo”.

Ignacio señala también que hay “varios buenos amigos” que conoció gracias al downhill, como Federico de Los Ríos y Joaquín Goicochea, con quienes “con el tiempo trabajando y con ayuda pudieron ir adquiriendo bicicletas más adecuadas para el deporte y poder asistir a lugares a Bolsón y Bariloche, entre otros”.

En tanto, Heredia agradece también a Gabriel Ortes Bubbu y Juan Pablo Fuentes, quienes colaboraron en la reparación de los senderos de Cerro Bayo y el arreglo de las bicicletas, respectivamente.

Hoy en día, Ignacio cuenta que el alto costo de las bicis y las carreras dificulta la continuidad de los chicos que deciden dedicarse a esto, por lo que “juntarse a disfrutar de andar” es un momento que disfruta al máximo.