Turismo Bariloche | senderos | Turismo

Bariloche: tres caminatas para hacer en familia

En la ciudad de San Carlos de Bariloche, existen algunos recorridos accesibles para realizar en familia.

Bariloche se consolida como uno de los destinos predilectos de los turistas argentinos, especialmente durante la temporada estival. La ciudad, rodeada de impresionantes paisajes de bosques, cerros y lagos, se convierte en un paraíso para los amantes del trekking. Aquí, tres opciones de caminatas simples, cortas y de baja dificultad para disfrutar al máximo durante tus vacaciones de verano en la localidad rionegrina.

Cerro Llao Llao y Villa Tacul

Este recorrido de baja dificultad te lleva a través de un hermoso bosque y ofrece vistas panorámicas desde el mirador del Cerro Llao Llao. Desde allí, puedes continuar hacia Villa Tacul y explorar sus playas ideales para el buceo. La duración estimada es de 50 minutos a 1 hora y 20 minutos, por lo que esta caminata es una opción accesible para toda la familia en Bariloche.

FV 790 VERMONT

Bahía López

Otra excursión sencilla y apta para todos es la caminata por Bahía López. Este circuito ofrece vistas impresionantes al Brazo Tristeza, la bahía y el Cerro Capilla. El tiempo aproximado de marcha para completar este recorrido es de 1 hora y media, lo que permite disfrutar de la belleza natural de la región.

image.png

Foto: Bariloche Trekking.

Lago Escondido

Sumérgete en la belleza natural de Bariloche con esta fácil caminata que te lleva al Lago Escondido, conocido por sus aguas templadas en verano. Atraviesa un bosque de coihues, con túneles naturales, y continúa hasta llegar al lago. Si lo deseas, puedes extender la caminata hasta la Bahía de los Troncos para disfrutar de vistas espectaculares de los cerros López y Capilla, la desembocadura de la Bahía López y las nacientes del Brazo Tristeza. Una experiencia imperdible para todos los niveles de habilidad.

image.png

Foto: AllTrails.

Estas opciones ofrecen una magnífica manera de disfrutar de la naturaleza de Bariloche. Sólo se necesita un buen estado físico y el deseo de conectarse con el entorno natural. Sin dudas, una oferta para no desperdiciar este verano en la región patagónica.