Actualidad Bariloche | Precios | Comercio

Bariloche: no quiso pagar y atacó al encargado del comercio

La policía de Bariloche lo dejó en libertad por no existir delito que pudiera ser corroborado en ese momento.

Un hombre no estaba conforme con los precios de una cervecería y roció con gas pimienta al encargado del comercio y a los turistas que esperaban por ingresar al mismo. El hecho ocurrió el sábado pasado por la noche en la Avenida Bustillo, en el Club Cervecero Blest de San Carlos de Bariloche, ubicado en el kilómetro 3.840.

Todo comenzó cuando la pareja del atacante se acercó a la cajera para plantearle una “duda”, indicando que en el menú que tenía en el celular los precios eran más baratos que los que veía en la carta actual. Mientras conversaban para intentar solucionar el pago, se acercó el hombre y comenzó a tratar mal a la empleada. El encargado del comercio, Nehuén, se hizo presente al notar lo que sucedía.

La ira del agresor se desató cuando le aclararon que el menú que tenía en el teléfono era de hace tres semanas y que debía escanear el nuevo código QR para ver los precios actuales. Debido a este, el hombre comenzó a gritar diciendo que no iba a pagar mientras los empleados del local pedían que se retire.

image.png
Un hombre se fue sin pagar de una cervecería en Bariloche y atacó con gas pimienta al encargado

Un hombre se fue sin pagar de una cervecería en Bariloche y atacó con gas pimienta al encargado

Una vez que el agresor se retiró del local, el encargado también fue hacia afuera para reclamarle el pago de lo que había consumido. Sin embargo, el hombre sacó un gas pimienta y lo atacó en el rostro. Asimismo, también roció a las personas que esperaban para entrar a la cervecería.

El agresor aprovechó ese momento y se dio a la fuga hacia un hotel, pero un amigo del encargado lo persiguió y logró que regresara hasta la puerta del local. Allí, lo estaban esperando policías de la Unidad 27, quienes le hicieron una seria de preguntas y le tomaron los datos personales. Sin embargo, lo dejaron ir por no existir delito que fuera corroborado en ese momento.